Conducir en Islandia

Conducir en Islandia

Un país tan asombroso como Islandia es tal vez mejor explorarlo a tu aire, a tu propio ritmo. La vasta colección de maravillas naturales y los estupendos escenarios hacen que las excursiones de turismo independiente sean cada vez más populares. Los turistas más audaces y aventurados planean sus propios itinerarios cada año. Sin embargo, lo que muchos turistas independientes no prevén es que las condiciones para conducir en Islandia son en muchas partes bastante difíciles y que los paisajes agrestes representan dificultades que muchos turistas no han experimentado con anterioridad. Aquí encontrarás información de utilidad si estás planeando conducir alrededor de Islandia durante tu estancia.

La red de carreteras

La red de carreteras es extensa y fácil de abordar, con un gran número de vías siendo poco más que caminos de gravilla. Las vías más utilizadas, tal como la Carretera no. 1, tiene un trazado circular por todo el país y es utilizada con frecuencia para ir de un lado a otro rápidamente. Debido a que es la carretera más importante de Islandia esta se encuentra abierta durante todo el año, a pesar de que las extremas condiciones climáticas a veces pueden llevar a su cierre parcial o temporal durante los meses de invierno. La mayoría de las carreteras principales están pavimentadas, pero tan pronto como te diriges hacia las zonas menos pobladas las vías se van haceindo más escabrosas progresivamente y por lo tanto se deben conducir con precaución.

La nieve durante el invierno hace que muchas carreteras pequeñas se deterioren cada año, por lo que podrás encontrar caminos de gravilla en diferentes condiciones. Las superficies con baches y desniveles son comunes, ¡así que debes prepararte para un viaje potencialmente turbulento! Habiendo dicho esto, vale aclarar que la mayoría de las vías son perfectamente accesibles y seguras siempre que seas cauto. Un buen consejo es tener cuidado cuando otros coches se aproximen – ¡las superficies movedizas implican que sea fácil que rocas pequeñas golpeen y ocasionen daños en las ventanas o el acabado de pintura del coche! –. 

Reglamentos y normativas

Los reglamentos de conducción en Islandia pueden diferir de aquellas de tu país de origen, así que asegúrate de tomar nota de las siguientes recomendaciones.

Dependiendo de tu ubicación, algunas señales de advertencia específicas pueden indicar peligro o un tipo de riesgo. Podría tartarse de cualquier cosa, desde curvas cerradas hasta un río cruzando una pendiente pronunciada. En términos generales, las señales de advertencia que indican reducir la velocidad son inusuales y se espera que los conductores usen un poco de sentido común y elijan una velocidad sensata de acuerdo a las condiciones. Generalmente, el límite de velocidad en los pueblos y ciudades es 50 km/h, 80 km/h en vías de gravilla en las zonas naturales y 90 km/h en las carreteras pavimentadas.

Por razones de seguridad, los motoristas están obligados por ley a utilizar las luces de cruce todo el tiempo. Las curvas cerradas y las esquinas ciegas son comunes; y no hay que olvidarse de que el largo invierno se está casi permanentemente a oscuras. Como en casi todos los países, es requerido por ley que todos los pasajeros utilicen cinturones de seguridad. Conducir bajo la influencia de alcohol así como el uso de teléfonos móviles mientras se conduce está estrictamente prohibido.

La frágil y delicada naturaleza de la flora y de la fauna de Islandia implica que conducir por fuera de las carreteras esté prohibido. Gran parte del paisaje volcánico de Islandia se ha formado durante millones de años y conducir negligentemente a través de la vegetación produciría daños catastróficos. Por favor respeta nuestra naturaleza y se cauto.

Más allá del asfalto

La mayoría de las carreteras interiores de Islandia tienen una superficie de gravilla suelta, son estrechas y han sido construidas sobre el nivel del suelo para evitar problemas debidos a las condiciones climáticas. En los lugares donde los caminos son estrechos, asegúrate de reducir la velocidad cuando te acercas al tráfico en sentido contrario y ten gran cuidado cuando te aproximes al borde de la carretera, debido a que tanto el viento como las superficies inestables pueden conllevar a accidentes. Muchas vías y puentes son sólo lo suficientemente amplios para ofrecer paso a un coche a la vez, así que reduce la velocidad y asegúrate de contar con el tiempo necesario para lidiar con estas situaciones.

Muchas montañas y caminos internos son intransitables por lo menos hasta finales de junio debido a la nieve y al barro. Una vez se han abierto, la mayoría son sólo aptas para vehículos con tracción a las cuatro ruedas. Al explorar el interior de Islandia, se recomienda que dos o más coches viajen juntos en caso de que uno necesite ayuda. Puedes ver el estado de las carreteras a través de la administración vial y costera de Islandia. También es recomendable informar del plan de viaje a Safetravel.is.

No olvides el clima

Así como tener el coche apropiado para el viaje, es importante prepararse para las condiciones climáticas constantemente cambiantes – especialmente en invierno –. La nieve, los fuertes vientos, los caminos congelados y la oscuridad están siempre presentes en los meses de invierno y pueden convertir un simple viaje en algo mucho más complicado. Entérate del clima en Islandia en el sitio web de la oficina meteorológica. Ten un viaje seguro e inolvidable. ¡Esperamos que disfrutes de Islandia!

¿De viaje a Islandia?
Real Time Analytics