El corto pero intenso ATV Tour es uno de los tours que más me han gustado. Es algo simple pero con encanto. El único requisito que hay que cumplir es tener carnet de conducir. Yo, personalmente, lo tengo, pero nunca había conducido en una de estas motos. Para empezar este viaje, nos recogió el que iba a ser el guía de esta aventura en un coche de la empresa "ATV Reykjavík". Después de recogernos a mi amiga y a mí, comenzó la aventura. Mi amiga y yo fuimos las únicas personas que reservamos este tour el día que fuimos, por lo que podemos decir que tuvimos un tour privado. 
ATV Tour en Reykjavik

Después de conducir unos veinte minutos desde el centro de la capital, llegamos al lugar donde las motos nos esperaban, llamado "Úlfarsfellsvegur". Después de ponernos los trajes especiales, cascos y guantes, llegó la hora de montarse en la moto, no sin antes saber cómo manejarla, por supuesto. El guía nos enseñó todo lo que debíamos saber para poder hacer un trayecto seguro y divertido, por lo que emprendimos la marcha. 
ATV Tour en Reykjavik  

El recorrido en moto duró una hora u hora y cuarto aproximadamente. Condujimos por carretera asfaltada hasta llegar a un gran lago, el cual bordeamos por camino de tierra. Después, el guía nos dijo de cruzar un río. Mi amiga y yo nos quedamos sorprendidas de que no cruzamos simplemente el río de un extremo a otro, sino que condujimos por el río durante un rato y luego salimos, con lo que la experiencia fue bastante divertida al conducir por agua. El trayecto continuó conduciendo por tierra puesto que subimos la montaña llamada "Hafrafell" con sus obstáculos y piedras por el camino. Una vez que subimos hasta el punto más alto de la montaña, pudimos ver las magníficas vistas de Reykjavík, Mosfellsbaer y otros pueblos cercanos a la capital. 
ATV Tour en Reykjavik

Este era el punto intermedio del trayecto puesto que ya tocaba emprender el camino hacia la nave donde se guardaban las motos, por lo que dimos la vuelta y volvimos al principio por montaña, agua y carretera. Pero antes de llegar a nuestro destino, paramos en unas pequeñas granjas para ver las típicas ovejas islandesas.
ATV Tour en Reykjavik

Después, nos encontramos también con los famosos caballos islandeses por el camino, por lo que no dudamos en aparcar las motos para ir a ver a estos bonitos animales de cerca. Tan de cerca que nos rodearon y por poco no pudimos salir de allí, demasiado cariñosos que no te dejan avanzar en el camino de vuelta a la moto. 
ATV Tour en Reykjavik

Ya vistos animales y haber conducido por estos bonitos lugares, tocaba dejar la moto y emprender camino de vuelta al centro de la ciudad, con lo que el tour llegó a su fin. Sin duda, fue un tour corto pero intenso. Me encantó poder conducir una ATV por todo tipo de asfaltos y el guía, sin duda, fue muy simpático, explicándonos todo y divirtiéndose con nosotras cuando hicimos carreras mi amiga y yo. Eso sí, siempre controlando y actuando con seguridad. Animo a todo al que le guste conducir que pruebe este tour. Quizás os parece demasiado corto, como me pasó a mí, pero la misma empresa ofrece tours de dos o incluso tres horas, así que ningún problema para ajustar el trayecto a vuestro gusto y tiempo. 

Los agentes locales que hayan sido verificados por Guide to Iceland pueden obtener viajes gratuitos para hacer las reseñas.  Este es un producto de Easy 1 Hour ATV tour from Reykjavík Puedes ponerte en contacto con esta persona para obtener más información.

Contacta con Andrea