Excursiones desde Reikiavik

Excursiones desde Reikiavik

Desde paseos a caballo y excursiones de avistamiento de ballenas hasta recorridos turísticos y tours en ATV, Reikiavik te permite visitar en profundidad los lugares más emblemáticos de la capital de Islandia, así como los hermosos paisajes de los alrededores.

Lugar de inicio

Seleccionar periodo de viaje

LlegadaSalida

Seleccionar número de viajeros

2 viajeros
4.7
Puntuación media
8636 Reseñas
4.7
8636 reseñas
Largest Selection of Travel Services
Best price guarantee
Easy Booking & Cancellation

124 Excursiones desde Reikiavik disponibles

Participa en la selección de Excursiones desde Reikiavik más populares

Te ofrecemos mucho más

Descubre nuestra increíble variedad de viajes y excursiones

Reseñas de clientes verificados

Reseñas de primera mano de nuestros clientes en todo el mundo

Breve historia de Reikiavik

Según el antiguo Landnámabók ('Libro del Asentamiento'), el primer asentamiento permanente en Islandia se estableció en Reikiavik ('Bahía Humeante'), al suroeste de la isla.

La leyenda narra que Ingólfur Arnarson, explorador noruego que escapaba de la tiranía del Rey Harald, ordenó arrojar los postes de su sillón de caudillo al mar y los siguió hasta la costa. Allí estableció el asentamiento, colocando los postes de nuevo a cada lado del sillón que ocuparía como jefe.

En la actualidad existe cierto escepticismo sobre si Ingólfur tomó tierra en el lugar exacto que se especifica en el Libro del Asentamiento, puesto que es poco probable que los postes llegaran hasta allí, teniendo en cuenta las corrientes oceánicas y la distancia entre el barco y la costa. Además, es probable que Ingólfur eligiera el asentamiento cerca de fuentes termales naturales para que su gente se pudiera proteger de los duros inviernos islandeses.

Sea como fuere, el asentamiento empezó a crecer y los primeros pobladores se expandieron por los alrededores en busca de madera y pastos.

El término bahía humeante genera cierta confusión lingüística, porque se puede referir al vapor de agua que emiten las fuentes termales tan habituales en Islandia o al humo. En todo caso, esas masas nebulosas blancas inspiraron el nombre del asentamiento, que originalmente se escribía con una erre de más (Reykjarvík) hasta que adoptó su grafía actual en 1800.

Hasta el siglo XVIII, la zona que hoy se conoce como Reikiavik no era más que un conjunto de campos de cultivo, reflejo de lo que era el resto de Islandia. Sin embargo, cuando la monarquía danesa se interesó por impulsar la industria de la lana de la región, se construyeron una serie de molinos y los daneses se convirtieron en los principales ocupantes del asentamiento durante décadas. En esa época florecieron otras industrias como la pesca y la construcción naval.

Con el desarrollo económico, en 1786 la Corona Danesa abolió su monopolio comercial y el asentamiento se convirtió en un municipio, por lo que esta fecha se considera el año de su fundación.

Con el tiempo, se fueron produciendo acontecimientos de diversa índole en la capital de Islandia: una ola de movimientos independentistas, una fuerza invasora, tres «Guerras del Bacalao», el Campeonato Mundial de Ajedrez de 1972 e incluso la cumbre de Reikiavik de 1986 entre los Estados Unidos y la Unión Soviética en plena Guerra Fría. Mención aparte merecen los artistas que ha visto nacer la ciudad en los últimos tiempos, como la cantante experimental Björk, y grupos como Sigur Rós, Kaleo y Of Monsters and Men.

Hoy en día, si visitas Reikiavik encontrarás una capital europea moderna en la que conviven la arquitectura nórdica contemporánea y los edificios históricos y tradicionales.

Con una población que representa alrededor de dos terceras partes de los habitantes de Islandia, los viajeros descubren una ciudad en la que se respira mucha cultura, un fuerte espíritu de comunidad, música, poesía y amor. La ciudad también es testigo de la belleza rutilante de la bahía de Faxaflói y de la imponente presencia del monte Esja. Muchos viajeros establecen en Reikiavik el campo base desde el que explorar el sur y el oeste de Islandia, por ejemplo, para recorrer el Círculo Dorado en un tour de un solo día o la península de Snæfellsnes.

Desde el año 2010, el desarrollo urbano se ha acelerado debido a la creciente afluencia de visitantes extranjeros. Esto ha significado la construcción de nuevos hoteles, alojamientos y proyectos urbanísticos, así como la aparición de nuevos operadores turísticos. Como conclusión, podemos afirmar que Reikiavik es el corazón palpitante de la cultura islandesa.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los lugares turísticos más populares de Reikiavik?

Los lugares más turísticos son el lago Tjörnin, la iglesia de Hallgrímskirkja y la sala de conciertos Harpa. Una buena idea para conocer el casco antiguo es pasear por la principal calle comercial, Laugavegur, hasta el puerto viejo.

¿Cuál es la mejor época para visitar Reikiavik?

Reikiavik es una ciudad bulliciosa durante todo el año, pero los principales eventos y festivales tienen lugar en julio, agosto y noviembre. El mes de diciembre también es especialmente festivo, con la celebración de la Navidad y el Año Nuevo. Entre los festivales de música de Reikiavik destacan Secret Solstice, Sonar y Airwaves. Otros eventos de primer nivel son el Día del Orgullo, la Noche de la Cultura, el Festival Food and Fun, el Reykjavík Fashion Festival y el Reykjavík International Film Festival.

¿Cuánto tiempo necesito para visitar Reikiavik?

Recomendamos que dediques como mínimo un día a visitar la capital. Pero si lo que quieres es disfrutar realmente de la ciudad y visitar los bares, pubs, restaurantes y museos, te recomendamos que te quedes en Reikiavik dos o tres días.

¿Cuáles son las principales atracciones culturales de Reikiavik?

Fundada en el siglo IX, Reikiavik es una ciudad que acoge una intensa actividad cultural. Aquí encontrarás cientos de galerías, museos, exposiciones, monumentos arquitectónicos y lugares históricos.

¿Podré ver auroras boreales en Reikiavik?

Debido a la contaminación lumínica, Reikiavik es uno lugares de Islandia que ofrecen menos posibilidades de ver auroras boreales. Algunos lugares, como el faro de Grótta, tienen la oscuridad suficiente para que se pueda ver una aurora boreal, e incluso es posible que puedas ver alguna desde una calle con poca luz o una zona verde. De todos modos, los tours en barco para ver auroras boreales ofrecen muchas más posibilidades de éxito, y existe una gran oferta de tours en bus y jeep que salen de la ciudad.Debido a la contaminación lumínica, Reikiavik es uno lugares de Islandia que ofrecen menos posibilidades de ver auroras boreales. Algunos lugares, como el faro de Grótta, tienen la oscuridad suficiente para que se pueda ver una aurora boreal, e incluso es posible que puedas ver alguna desde una calle con poca luz o una zona verde. De todos modos, los tours en barco para ver auroras boreales ofrecen muchas más posibilidades de éxito, y existe una gran oferta de tours en bus y jeep que salen de la ciudad.auroras boreales