El pasado fin de semana por fin visité el norte de Islandia. Hice este gran viaje con otras siete personas, con lo que alquilamos dos coches y emprendimos el viaje, el cual fue bastante bueno tanto por la compañía, los paisajes que, como siempre, son alucinantes, y el clima. Nos hizo buenos días, quitando un poco de lluvia por el camino. Además, la temperatura no era demasiado fría, con lo que nos hizo disfrutar más de esta aventura.

Salimos de Reykjavík el viernes sobre la una del mediodía y, haciendo paradas para comer y descansar, llegamos a "Dalvík" más o menos a las siete de la tarde. Visitamos un poco la ciudad y nos dirigimos a la que iba a ser nuestra casa por unos días. Lo primero que hicimos fue probar el jacuzzi, disponible en casi todas las casas de verano en Islandia. Al ser una isla, es fácil encontrarse bonitos paisajes con el mar de fondo, o de cerca más bien.
Norte de Islandia, magia por todas partes

Al día siguiente, sábado, empezaba nuestro viaje por el norte. La primera parada que hicimos fue para ver la famosa cascada del norte "Goðafoss", que significa "cascada de los dioses". Las aguas del río "Skjálfandafljót" caen desde una altura de doce metros y a lo largo de un ancho de treinta metros.  
Norte de Islandia, magia por todas partes

Nuestra segunda parada fue en el Parque Nacional Jökulsárgljúfur, en el que vimos dos grandes cascadas, entre las que destaca "Dettifoss". Está considerada la cascada más caudalosa de Europa, y tiene 100 metros de ancho y una caída de 44 metros hasta el cañón.
Norte de Islandia, magia por todas partes

Dejado atrás este bonito Parque Nacional, nos dirigimos a ver "Hverir", un área geotermal situado en "Hverarönd", al lado de la montaña "Námafjall". 
Norte de Islandia, magia por todas partes

Además, también quisimos visitar "Krafla", que es una caldera volcánica de aproximadamente 10 kilómetros de diámetro con una larga zona de fisuras de 90 kilómetros. "Krafla" incluye dos cráteres volcánicos, conocidos como "Askja" y "Víti", los cuales no pudimos visitar por dos razones. La carretera hacia el primero de ellos estaba cortada por la nieve, por lo que no pudimos acercarnos. Y el segundo de ellos estaba cerrado porque estaban grabando la película de "Fast and Furious". En Islandia hacen muchísimas películas conocidas, por lo que recomiendo ver todas las posibles para conocer un poco más este bonito país. Pero, aunque esté bien que graben películas, me hubiera gustado ver estos dos cráteres. Así que si viajáis por el norte, acordaros de visitar esta caldera volcánica si es posible.

El mismo sábado quisimos también visitar la ciudad de "Húsavík", una pequeña localidad del norte del país a las orillas de la bahía de Skjálfandi. Es una ciudad bastante pequeña, pero muy bonita, como todo en Islandia.
Norte de Islandia, magia por todas partes

Nuestra última parada en este sábado intenso fue el jardín navideño de "Jólagarðurinn", situado en la ciudad de "Akureyri". Es un bonito jardín abierto todo el año en el que, sea el mes que sea, siempre es Navidad. Se compone de una bonita casa roja simulando una casa de galleta, junto con una torre, árboles de navidad y demás adornos navideños.
Norte de Islandia, magia por todas partes

Después de un largo día visitando el norte del país, tocaba volver a "Dalvík" para pasar la noche. Ya descansados y en domingo, emprendimos viaje hacia "Mývatn". Visitamos un poco esta localidad y fuimos a "Jarðböð", el "Blue Lagoon" del norte. Contiene 3,5 millones de litros de agua caliente entre 36 y 40 grados, y el fondo es de arena y grava. Es increíble como de relajado te quedas cuando sales de darte un largo baño. Buena temperatura del agua, buenas vistas y un buen país, ¿qué más se puede pedir?
Norte de Islandia, magia por todas partes

Una vez descansados, nos dirigimos a un restaurante famoso por comer rodeado de vacas. Es decir, el plato estrella de este lugar está hecho a base de vaca, con lo que tienen a estos animales justo al lado. La verdad que a mí no me gustó la idea de "quiero esa vaca, pónmela para comer". Sé que no es así realmente, pero no me emocionaba la idea de comer carne justo al lado de estos animales, así que lo que hicimos fue estar un momento con estos animales y dirigirnos a "Akureyri" para comer en otro restaurante más "normal". 
Norte de Islandia, magia por todas partes

Después de comer, visitamos la ciudad de "Akureyri", la cual es mucho más pequeña que Reykjavík pero con el mismo, o más encanto. A pesar de situarse en el norte de Islandia, muy cerca del Círculo Polar Ártico, la ciudad posee un clima oceánico relativamente más templado que el resto del país y su zona geográfica correspondiente, gracias a su situación en un fiordo protegido. Por este motivo, no pasamos mucho frío viendo la ciudad. 
Norte de Islandia, magia por todas partes

Las calles son muy bonitas, con casas de diferentes colores, museos, cines, cafés... tranquilidad por todos lados y buena naturaleza. Además de esto, esta ciudad resalta por una cosa diferente a todas las demás: sus semáforos. Todas las luces rojas de los semáforos de la ciudad son corazones, con lo que llama la atención de todos los turistas.
Norte de Islandia, magia por todas partes

Terminado este gran domingo, volvimos a "Dalvík" para dormir y emprender el viaje de vuelta a Reykjavík el lunes por la mañana. Ha sido un largo, intenso y agradable viaje. Sin duda todo lo que he visto ha sido maravilloso y me encantaría volver a visitarlo. 

Contacta con Andrea