Strokkur rojo de Marco Evaristti

El crecimiento del turismo en Islandia tiene su parte buena... y su parte mala. ¿Qué es lo que más odian los islandeses del turismo en su país? ¿Qué distingue a un 'mal turista', y cómo puedes ser un 'buen turista'?



En los últimos años se ha producido un 'boom' espectacular del turismo en Islandia. Con la moneda islandesa cayendo en picado después de la quiebra bancaria de 2008, de repente se volvió mucho más barato para los extranjeros visitar nuestro hermoso país.

En primer lugar, quiero destacar que esto ha sido positivo en muchos aspectos. El sector turístico, por ejemplo, ha crecido mucho, y se han creado asimismo muchos empleos, ayudando al país a salir de la recesión. Además, hay mucha más gente en la ciudad, lo que hace que tanto Reikiavik como otras ciudades estén más vivas y sean más divertidas. Desgraciadamente, sin embargo, por cada lado positivo hay también un lado negativo.

Los islandeses, por supuesto, no odian a los turistas (¡Islandia ha sido votada, de hecho, como el país más amigable del mundo!), pero la velocidad con la que ha crecido el turismo en Islandia ha tenido como consecuencia cambios muy rápidos en nuestra sociedad. Y con el incremento del número de turistas, crece también la proporción de 'malos turistas' dentro del total de 'buenos turistas'. Y, por alguna razón, la gente suele fijarse más en lo que va mal que en lo que va bien, de modo que los periódicos se acaban llenado de todo lo que no está funcionando actualmente.

A continuación, una lista de las peores cosas asociadas al 'boom' turístico islandés, con la esperanza de que este artículo te ayude a saber lo que puedes hacer y lo que no cuando estés en Islandia.

7. Turismo de 'fiesta y sexo'

Islandia en general, y quizá Reikiavik en particular, se ha hecho conocida por ser un lugar de fiesta. La vida nocturna de Reikiavik tiene toda una reputación, y desde aquí animamos realmente a la gente a conocerla.

Durante muchos años, Islandia ha sido conocida asimismo por sus preciosas mujeres, una de las razones por las que muchos hombres deciden venir al país y "probar suerte" con ellas. ¡Pero no olvides que Islandia es el país con mayor igualdad de género del mundo! Y esta igualdad significa que las mujeres son fuertes e independientes, y que no desean ser vistas como un simple trozo de carne. El feminismo, de hecho, tiene mucha fuerza en Islandia, así que las mujeres no aceptan de ninguna de las maneras sentirse tratadas como objetos.

Esta combinación de bonitas mujeres e intensa vida nocturna no parece ser muy bien comprendida por algunos turistas que vienen a Islandia buscando un lugar de fiestas locas, un poco a la manera de Ibiza, con música a todo volumen las 24 horas del día y los siete días de la semana, y gente de fiesta por las calles. A veces, grupos de extranjeros vienen a Islandia para celebrar despedidas de soltero o de soltera, pensando que es normal estar borracho en la calle en mitad del día. No lo es.

El otro día, por ejemplo, estaba esperando que me sirvieran una comida para llevar en un café (un local que por la noche y durante los fines de semana se convierte en un bar / club nocturno), rodeada de personas de todas las edades (incluyendo niños), cuando de repente irrumpió un pequeño grupo de turistas ruidosos, que empezaron a pedir chupitos y a flirtear de forma escandalosa con las lugareñas. Llegaron incluso a invitar a chupitos a un par de chicas que estaban tomando un café. Las chicas rechazaron las bebidas y se mostraron visiblemente incómodas cuando los turistas insistieron en hablar con ellas, hasta que, finalmente, se fueron.

Aquellos turistas eran, probablemente, buenos chicos, pero no supieron entender el contexto. En Islandia es normal que las chicas les entren a los chicos, tanto como al revés. Pero las probabilidades son siempre mucho mayores si te comportas con clase, con encanto y de forma respetuosa.

No hostigues a la gente y sé respetuoso.

Si vienes a Islandia para una despedida de soltero, deberías planear tu viaje con actividades divertidas y en la naturaleza, en lugar de beber en exceso. Tienes de sobra donde elegir, desde practicar rafting en un río o snorkel, hasta hacer senderismo por un glaciar o montar en moto de nieve.

Quizá esta confusión tenga algo que ver con la actitud relajada de los islandeses en lo que respecta a la desnudez y el sexo, de la que es un buen ejemplo la reciente campaña #FreeTheNipple (libera el pezón), que en realidad lucha por una mayor igualdad entre los sexos.

No hay nada malo en tomar unas cuantas cervezas o en entablar conversación con los lugareños, pero te recomendamos que durante el día te empapes de naturaleza y cultura, y dejes la mayor parte de la bebida y la fiesta para las noches y los fines de semana. ¡Y, por supuesto, que trates a la gente honestamente y con respeto!

6. Viajeros acampando en lugares inapropiados

Camping fuera de una universidad islandesa(Crédito de la foto: Pressan)

Últimamente se han visto viajeros acampando en aparcamientos o en áreas residenciales. Acampar en una propiedad privada (sin permiso) es ilegal, como lo es también hacerlo en zonas no designadas para ello dentro de los límites de la ciudad.

Las zonas de acampada en Islandia suelen ser baratas (entre 1.000 y 1.500 coronas por persona, aproximadamente), a veces incluso gratis, y están dotadas de servicios mínimos como baños, duchas e instalaciones para cocinar. Además, disponen de una persona que las cuida y las limpia.

¡Acampa en zonas designadas para acampar, o asegúrate de que no lo haces ilegalmente!

La gente que ha estado acampando (ilegalmente) en lugares públicos (incluyendo patios de colegios infantiles) ha dejado estos sitios en pésimas condiciones, llenos de basura y hasta de excrementos.

Si vas a hacer camping, asegúrate de que estás en una zona de acampada (¡las hay por todo el país!), y no en la propiedad privada de alguien. Tampoco a ti te gustaría que cualquiera montase su tienda en tu jardín, o al lado de tu oficina, ¿no?

5. Viajeros defecando por todas partes

Papel volando por todo el país(Crédito de la foto: Hilmar Kári Hallbjörnsson)

Parece una broma, ¿verdad? Desgraciadamente, es verdad.

Ha habido una serie de noticias sobre gente que, por alguna razón, decide no utilizar los baños públicos y prefiere hacer sus necesidades en la naturaleza ¡o al lado de casas!, a menudo sin limpiar después la zona y si tan siquiera esconder sus 'restos'. Lo mismo ocurre cuando acampan en zonas que no disponen de baños.

La industria del turismo ha crecido tan rápidamente que tal vez no hay disponibles suficientes baños públicos, y es cierto que algunos turistas se han quejado por ello. El sector turístico es muy consciente de este problema y está trabajando para resolverlo. En cualquier caso, el uso de los baños es, por lo general (¡o siempre!) gratuito, aunque se recomienda consumir algo en el establecimiento que dispone de ellos si los vas a utilizar. Si necesitas ir al servicio, simplemente pregunta educadamente en la gasolinera, bar, tienda, restaurante o camping más cercano.

¡Trae bolsas de plástico y recoge tu caca! Si estás acampando en algún lugar en medio de ninguna parte, y no hay baños cerca, haz como harías con la caca de un perro: recógela en una bolsa y tírala al contenedor de basura más cercano. Nadie viene a Islandia para ver papel higiénico volando por todas partes, caca, o restos de comida, por más que sean biodegradables. ¡Tira también a la papelera la piel del plátano!

La policía y los bomberos apagan el fuego en el musgo(Crédito de la foto: Skessuhorn)

A veces la gente actúa con la mejor intención, pero acaba empeorando más las cosas. Recientemente, un viajero le prendió fuego al papel que había usado para limpiarse el trasero después de hacer sus necesidades, ya que había leído que esa era la menor manera de eliminar el papel higiénico. Desgraciadamente, sin embargo, la zona en la que se había aliviado estaba cubierta de un musgo muy seco y delicado, que se incendió.

¡No hagas nunca fuego en plena naturaleza en Islandia!

Quemar el papel higiénico puede acarrear problemas cuando hace viento (o está lloviendo o nevando), y el fuego puede llegar a extenderse. Una solución mucho mejor es utilizar pequeñas bolsas cuando estés en medio de la naturaleza.

Y para aquellos que orinan (o defecan) en las calles o en los edificios, ese comportamiento no tiene excusa, y si te pillan tendrás que pagar una multa, sin importar lo borracho que estés o la hora de la madrugada que sea.

4. Hoteles colonizando el centro de Reikiavik

Este es un problema que tiene más que ver con la planificación urbana o con el gobierno que con los viajeros individuales. El incremento del turismo a conllevado la construcción de una gran cantidad de nuevos hoteles en el centro de Reikiavik, a veces reemplazando edificios que ayudaban a conformar el carácter y la vida urbana de la capital.

Algunos habitantes sienten que el centro de la ciudad se está convirtiendo en un puñado de hoteles, y que al final no quedará ninguna atracción, ni para los propios turistas, ni para los lugareños. Además, según piensan algunos, muchos de estos hoteles parecen estar levantándose a toda velocidad, sin prestar demasiada atención a criterios de belleza arquitectónica.

3. Precios más altos en Islandia

Pescado del día en Islandia

Con el 'boom' del turismo, el coste de la vida en Islandia está volviendo a incrementarse. La demanda de servicios es mucho mayor, y los precios de todo lo que tiene que ver con el sector turístico (alojamiento, excursiones, restaurantes) están subiendo. Lo mismo ocurre con la cerveza y el café.

Para los islandeses, cada vez es más caro vivir y viajar en su propio país.

2. ¿Una tarifa por visitar las atracciones naturales?

Normas mínimas de seguridad para una carretera intransitable

Islandia es un país pequeño y con poca población. La naturaleza es salvaje, y nos gusta mantenerla así. Tradicionalmente, nunca se ha cobrado por visitar los parques nacionales o las atracciones, y apenas hay medidas de seguridad, aparte de algunas señales o de una pequeño cordón alrededor de ciertas atracciones. Por lo general, pequeños y estrechos caminos de tierra suelen ser suficientes para llegar hasta cualquier cascada o manantial termal.

Con el incremento del turismo, sin embargo, todo esto está teniendo que cambiar. Islandia no posee infraestructuras para hacer frente a millones de turistas cada año, y eso no puede seguir así.

Miles de personas visitan cada día Geysir y la cascada Gullfoss, de modo que se han instalado caminos de madera para proteger la vulnerable naturaleza de estas zonas. Lo mismo ha empezado a hacerse en muchas otras atracciones turísticas populares.

Pero, obviamente, mantener estos caminos y vigilar las zonas cuesta dinero, por lo que ha surgido la idea de establecer algún tipo de 'pase para la Naturaleza', o de tarifa de entrada en algunas atracciones del país, o incluso en todas ellas. No obstante, aún no se ha decidido nada sobre la mejor manera de abordar esta cuestión.

A la gente le molesta la posibilidad de tener que pagar por viajar por el país, ya que siempre ha sido gratis. Sin embargo, sería un precio pequeño a cambio de mantener protegida la naturaleza.

1. Vandalismo en Islandia

La conducción fuera de carretera daña la naturaleza de Islandia(Crédito de la foto: Rax for Mbl)

Lo peor del crecimiento del turismo en Islandia es el vandalismo. La mayoría lo causa gente que no sabe lo que hace, así que ¡sigue leyendo e infórmate! Del mismo modo que no romperías los corales de la Gran Barrera de Coral, ni garabatearías tu nombre en Stonehenge, harías una pintada en las pirámides de Egipto, o arrancarías flores en los jardines de Versalles, también hay varias cosas que no deberías hacerle a la naturaleza islandesa.

Los islandeses están muy orgullosos de su naturaleza y poseen un gran sentimiento de protección hacia ella. La naturaleza virgen es la mayor atracción del país, y los islandeses desean que lo siga siendo. ¡Respeta nuestra naturaleza y nosotros te respetaremos a ti! Aquí tienes un poco de información útil:

Tierra en ruinas debido a la conducción fuera de carretera en Islandia(Crédito de la foto: Landsvirkjun)

Conducir fuera de las carreteras está estrictamente prohibido y se castiga con fuertes multas. Hacerlo causa daños a la delicada naturaleza, y el medio ambiente puede tardar décadas en recuperarse... ¡Incluso si es 'solo arena'!

El musgo islandés es delicado... ¡no lo arranques! El musgo islandés es increíblemente grueso y blando, y la idea de tumbarse en él es muy tentadora. Sin embargo, es también increíblemente frágil, y puede llegar a necesitar cientos de años para volver a crecer. La gente que no es consciente de esto puede caminar sobre él, darle patadas y arruinarlo, o incluso arrancarlo para hacerle una foto. Esa foto es la prueba de que has echado a perder un trozo del paisaje islandés.

Musgo dañado en Islandia(Crédito de la foto: Página en Facebook del Parque Nacional de Þingvellir)

En uno de los casos más recientes, un grupo de turistas arrancó musgo para aislar sus tiendas de campaña en el Parque Nacional de Þingvellir, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dejando un desastre espantoso en el suelo.

¡No tires basura! Esto debería darse por sentado, ¿no? Trae una bolsa de plástico o algún contenedor pequeño para tus colillas, tus chicles, los restos de comida, el papel higiénico ¡y también para tu caca!

¡No arrojes monedas a los lagos ni a los manantiales termales! En el Parque Nacional de Þingvellir hay un desfiladero llamado Peningagjá (la grieta del dinero), que está cubierto de monedas de todo el mundo. Ese es el único lugar donde es aceptable arrojar monedas.

La gente ha tirado monedas en los manantiales termales del área de Geysir, en cascadas, o en la piscina de Reykholt, lo que, básicamente, equivale a llenar de basura y arruinar el entorno natural. El hecho de que alguien lo haya hecho antes no significa que esté bien hacerlo.

¡Abstenerse de hacer mojones!(Crédito de la foto: Vísir)

¡No hagas mojones! En el campo, puedes encontrar antiguos mojones grandes y bien construidos, hechos para que la gente pueda encontrar su camino entre las colinas cuando están practicando senderismo entre la niebla. Estos mojones viejos se distinguen con facilidad de los pequeños mojones realizados por los turistas.

Esos pequeños mojones dispuestos en grupos están hechos por turistas desinformados, y acaban echando a perder la tierra sobre la que los levantan. Aunque los lugareños los van quitando, en apenas unas horas ya han surgido otros nuevos. Si ves uno, ¡tíralo de una patada en vez de hacer otro!

¡No pongas en peligro la naturaleza islandesa ni los lugares histórico-artísticos! Recientemente, el artista Marco Evaristti utilizó el géiser Strokkur para su 'obra de arte', vertiendo tinte rojo (de fruta) en las aguas termales.

La opinión pública del país estaba dividida, pero mucha gente se sintió furiosa por este trabajo, a pesar de que el tinte era, en apariencia, totalmente natural, y de que no dañó el medio ambiente. Hasta donde yo sé, ya no quedan rastros de color. El artista fue detenido y se le impuso una multa, pero se fue del país sin pagarla.

Graffiti en un accidente de avión en Islandia(Crédito de la foto: Bessi Jónsson)

También no hace mucho apareció una pintada hecha con aerosol en los restos del avión accidentado que permanecen en el sur de Islandia. Si bien no son parte de la naturaleza, estos restos son muy apreciados por la gente, ya que el entorno donde se encuentran hace que su visión sea espectacular, con excelentes oportunidades para hacer grandes fotos.

La palabra 'lava' pintada con spray sobre lava(Crédito de la foto: Bergþóra Kristjánsdóttir)

Y otro artista, Julian von Bismarck, montó una exposición en una galería de arte en la que se mostraban fragmentos de la naturaleza islandesa pintados con palabras como "cráter" o "lava". Al ver estos graffiti, la gente en Islandia se preguntaba quién los había hecho... El culpable se descubrió accidentalmente cuando un islandés visitó la exposición en una galería de Berlín.

Espero que este artículo te haya servido para aprender algo más sobre cómo tratar la naturaleza islandesa. Asegúrate de prepararte bien antes de visitar el país, leyendo sobre él y metiendo en tu maleta ropa apropiada para el clima islandés. No te pierdas en la Naturaleza (¡y evita que una cuadrilla de rescate tenga que ir a salvarte!).


Si aún crees que necesitas más consejos sobre lo que puedes y no puedes hacer en Islandia, lee nuestros artículos sobre las cosas más estúpidas que puedes hacer en Islandia y sobre qué llevar en un viaje a Islandia. ¡Y no dudes en darnos consejos a nosotros sobre lo que no deberíamos hacer en tu país!