¿Qué es lo más emocionante y único que te espera en Islandia? ¿Dónde se encuentran los lugares más bellos del país? Sigue leyendo y descubrirás muchas ideas de lugares y actividades para tu viaje a Islandia.



Islandia, isla de paisajes increíbles, donde los ríos cruzan desiertos y la lava líquida avanza a través del hielo, es famosa por ser una tierra de contrastes. En este país, los elementos naturales basculan de forma permanente entre los polos opuestos del hielo y el fuego, en inviernos de noches interminables y veranos en los que nunca se pone el sol.  

Por todo ello, decidir qué ver y qué hacer en Islandia puede generar cierto estrés. El país tiene tantos lugares únicos y paisajes diferentes que verlo todo en un solo viaje se antoja imposible.

De todos modos, algunos lugares y actividades son de visita obligada para todos aquellos viajeros que tengan los medios y el tiempo necesarios. A continuación encontrarás un resumen de las diez principales atracciones y actividades que te recomendamos si planeas un viaje a Islandia (el orden es aleatorio).

Esta lista va dirigida a todos aquellos que quieran viajar a Islandia para disfrutar de su espectacular naturaleza, no tanto para aquellos que pretendan sumergirse en su fascinante cultura. Si tu caso es este último, te recomendamos que eches un vistazo a nuestros tours culturales en Islandia.



10. Contempla el glaciar volcán de Snæfellsnes

SnA¦fellsjA¶kull pictured behind a field of lupins.

Si quieres ser testigo de la diversidad de paisajes y atracciones de Islandia, solo tienes que programar una excursión de un día a la península de Snæfellsnes. Esta península recibe el sobrenombre de «Islandia en miniatura» debido a la variedad de paisajes que ofrece y, aunque todos tienen una gran belleza, la auténtica joya de la corona es el glaciar Snæfellsjökull.

Snæfellsjökull es un glaciar con dos picos gemelos situado sobre un volcán en el extremo de la península, rodeado por abruptos campos de lava y una impresionante vista sobre la costa a tres bandas. Se puede contemplar desde otras de las principales atracciones turísticas de la zona, como la solitaria aldea de Búðir y las columnas de basalto de Lóndrangar.

Este enclave es tan importante para los islandeses que fue declarado Parque Nacional en 2001, distinción que comparte únicamente con dos otros lugares del país (ambos aparecen en esta lista).



A windswept church under the northern lights, before SnA¦fellsjA¶kull glacier.

Snæfellsjökull ha sido fuente de inspiración de numerosas obras de arte, especialmente literarias, cuyo principal exponente es el famoso Viaje al centro de la tierra de Julio Verne, y todo aquel que lo contempla cae rendido a sus encantos.

En días muy claros, Snæfellsjökull se puede ver desde Reikiavik al otro lado de la bahía de Faxaflói, pero esto no es comparable a contemplarlo en directo. Si has decidido alquilar un coche, puedes ir al glaciar y volver en un mismo día. Muchos tours en coche a tu aire, como este tour de seis días en invierno, incluyen una visita a la península.



También puedes contratar uno de los muchos tours guiados para visitar Snæfellsjökull y otras atracciones de la zona. Si quieres añadir una experiencia a tu visita, échale un vistazo a este tour que incluye la visita a la cueva de lava de Vatnshellir dentro del Parque Nacional.



9. Pasea por las playas del sur

Reynisdrangar in Iceland by Iurie Belegurschi.

La Costa Sur de Islandia es una de las rutas turísticas más populares e indudablemente se debe incluir en la lista de las cosas que hay que ver. Aunque sus cascadas, glaciares y volcanes son magníficos, lo que le confiere un carácter único son sus playas.

Los glaciares de Islandia y los efectos de la erosión costera han dibujado una línea de costa que, en su mayor parte, es accidentada y escarpada, con fiordos en la costa oeste, norte y este. Sin embargo, la mayor parte de la Costa Sur está expuesta a las inundaciones glaciales, que la han allanado y cubierto de arena negra.

La más famosa de estas playas negras es Reynisfjara. Al igual que en otros muchos sitios de Islandia, la belleza de Reynisfjara emana de sus agrestes e inquietantes paisajes. Esta playa de arena oscura que recibe los embates permanentes de las olas está flanqueada por los dos farallones de Reynisdrangar.



DyrhAllaey is a rock arch near Reynisfjara in south Iceland.

Al igual que ocurre con las formaciones rocosas más espectaculares de Islandia, la tradición dice que estas columnas son trols que se convirtieron en piedra con la luz del amanecer. Están situadas frente al monte Reynisfjall, donde podrás contemplar una serie de columnas hexagonales esculpidas por la naturaleza en la roca negra.

A poca distancia de Reynisfjara se encuentra el magnífico arco sobre el mar de Dyrhólaey, desde cuya cima los visitantes disfrutan de unas vistas increíbles sobre los alrededores y, en verano, verse rodeados por los frailecillos.



De todos modos, Reynisfjara no es la única playa de la Costa Sur que vale la pena visitar. Un poco más hacia el este se encuentra la «joya de la corona» de Islandia, la laguna glaciar de Jökulsárlón, junto a la Playa Diamante.

Durante todo el año, numerosos icebergs surcan las aguas de la laguna y se desplazan lentamente hacia el océano después de desprenderse de la lengua glaciar. Una vez en el mar, las olas los arrastran hacia la costa en un espectáculo fascinante.

The surf breaks against the ice on the Diamond Beach.

Estos contrastes son los que confieren tanta belleza a la Playa Diamante. Las infinitas tonalidades azuladas del hielo se fusionan con el blanco del oleaje que resplandece sobre la arena negra. Si a esto le sumamos los colores de las auroras boreales o los matices del sol de medianoche, la escena parece salida de una novela fantástica.

Por si el panorama no fuese lo suficientemente espectacular, durante todo el año se pueden contemplar numerosas focas jugando en el mar y la laguna.



Cuando visites estas playas, recuerda que el mar es muy peligroso por las bajas temperaturas del agua y las fuertes corrientes. Reynisfjara se considera especialmente peligrosa debido a las olas traicioneras que surgen de la nada hacia la costa.

Bañarse está terminantemente prohibido y se recomienda situarse en todo momento a una distancia de entre 20 y 30 metros de la orilla.

8. Disfruta de los tratamientos naturales de la Laguna Azul

The Blue Lagoon has a wealth of treatments on offer

El balneario geotérmico de la Laguna Azul es posiblemente la atracción turística más conocida del país. Al hacer la lista de los lugares que quieren visitar, muchos viajeros la sitúan en el primer lugar.

Las aguas opacas de la laguna, únicas en el mundo, tienen un aspecto azul lechoso y son ricas en minerales y bacterias beneficiosas. Además, todos los clientes disfrutan de un tratamiento con máscaras de lodo de sílice. Por todo ello, se dice que la laguna tiene propiedades curativas para la mente, el cuerpo y el alma.

La Laguna Azul está rodeada por el increíble paisaje natural de la península volcánica de Reykjanes, conocida por su entorno agreste. A tu alrededor podrás contemplar campos de lava cubiertos por musgo verde. Si a esto se añade el efecto que provoca la neblina de vapor, el paraje adquiere tintes sobrenaturales.



Una visita a la laguna revitaliza incluso a los viajeros más exhaustos, pero si lo que buscas es una experiencia un poco más lujosa, no dudes en elegir uno de los tratamientos privados que se ofrecen. Por ejemplo, podrás disfrutar de diferentes masajes en el agua, tratamientos naturales de belleza adaptados a cada tipo de piel con algas y minerales, e incluso tratamientos específicos para enfermedades de la piel, como la psoriasis.

La laguna se encuentra a solo diez minutos del Aeropuerto Internacional de Keflavík y a media hora de Reikiavik, por lo que es el lugar ideal para empezar o terminar las vacaciones. El servicio Flybus que traslada a los pasajeros entre la capital y el aeropuerto suele hacer una parada en la laguna.

Ten en cuenta que la Laguna Azul es una atracción turística de primer nivel, así que es imprescindible reservar con antelación.



7. Avista ballenas en Húsavík

Husavik is a whale-watching hub in north Iceland.Fotografía del avistamiento tradicional de ballenas en Husavik

En las aguas de Islandia conviven más de 20 especies de ballenas, delfines y marsopas, que convierten al país en uno de los principales destinos para avistar estos cetáceos. Los tours en barco salen de puertos como Reikiavik y Akureyri, y desde algunos puntos, como los Fiordos del Oeste, se pueden ver ballenas desde la costa. De todos modos, los tours que cosechan más éxitos suelen ser los de la pequeña localidad de Húsavík, al norte del país.

Esta localidad, conocida como la capital europea de los avistamientos de ballenas, está situada a orillas de la bahía de Skjálfandi, en la que abunda la vida acuática durante todo el verano. A diario se pueden contemplar marsopas de puerto, delfines de hocico blanco y ballenas jorobadas, y en ocasiones los más afortunados también pueden avistar una gran variedad de especies distintas, como orcas, ballenas azules, ballenas de aleta e incluso algún narval despistado.

En Islandia durante el verano también anidan numerosas especies de aves migratorias, como el frailecillo, que se pueden avistar en los tours para ver ballenas que salen de Reikiavik, Akureyri y Húsavík. Algunos tours, como este desde Reikiavik, incluyen una visita a las zonas de nidificación de los frailecillos.



6. Escápate a la Reserva Natural de Hornstrandir

Hornstrandir in the Westfjords of Iceland

Habitada hasta las primeras décadas del siglo XX, y con una historia vinculada a la de las sagas, la zona más septentrional de los Fiordos del Oeste recibe el nombre de Hornstrandir. Despoblada por su aislamiento y falta de industria, recientemente se ha convertido en una reserva natural por su increíble estado de conservación, que le ha dado una nueva vida.

Esta tierra salvaje es la menos habitada del país a parte de las tierras altas, pero es muy popular por la gran fauna que alberga. Los enormes acantilados, con una altura de hasta 534 metros sobre el nivel del mar, acogen decenas de miles de aves marinas. En los frondosos campos tendrás muchas posibilidades de ver el único mamífero terrestre nativo de Islandia, el zorro ártico.

Como han vivido aislados durante casi un siglo, los animales de la región no se asustan cuando ver acercarse a los humanos. Aunque dar comida a los animales salvajes no es recomendable, los intrépidos zorros no dudarían en comer de la palma de tu mano.

Se puede llegar a Hornstrandir en ferry desde Ísafjörður y el distrito de Strandir.



5. Visita los Fiordos del Este en coche

Puffins are regularly seen in the East.

Los Fiordos del Este de Islandia tienen una densidad de población muy baja, y están muy alejados de Reikiavik, por lo que solo suelen visitarlos los viajeros que realizan un itinerario por la carretera de circunvalación o contratan un paquete de viaje para recorrer todo el país. Pero todos estos viajeros suelen coincidir en que esta es la región del país que más les ha gustado.



Lejos de las huestes de turistas, en los Fiordos del Este podrás sumergirte en los paisajes de Islandia y disfrutar de la tranquilidad que caracteriza esta zona. Superando grandes puertos de montaña y recorriendo acantilados impresionantes, contemplarás paisajes costeros e increíbles vistas del Parque Nacional Vatnajökull y su enorme glaciar central.

A pesar de ser una zona remota, en el este de Islandia se hallan varias localidades, como Djúpivogur, Seydisfjörður y Egilsstaðir, en las que encontrarás gasolina, comida y cómodos alojamientos. Estos pueblos y ciudades poseen un entorno natural asombroso. Seydisfjörður es especialmente espectacular, situado al fondo de un fiordo y rodeado por escarpados acantilados que regalan unas magníficas vistas sobre el océano.

EgillstaA°ir sits on the banks of a beautiful lake.

Durante tu trayecto por los Fiordos del Este, no te pierdas la fauna de la región. En sus fértiles aguas se pueden avistar mamíferos marinos, y son numerosas las aves que anidan en los acantilados. Además, esta es la única región del país donde se pueden ver renos en libertad.

Aunque esta zona reúne un sinfín de atracciones naturales muy recomendables, como Húsey y Borgafjörður Eystri, toda la región de los Fiordos del Este entra dentro de la categoría de lugares imprescindibles por su espectacular belleza.



4. Completa el tour del Círculo Dorado con una actividad

Add some adventure to your Golden Circle trip.

El Círculo Dorado es una de las rutas turísticas más populares de Islandia. El itinerario, que se puede recorrer en unas cinco horas, visita algunas de las atracciones más espectaculares del suroeste del país: el Parque Nacional Þingvellir, la zona geotérmica de Geysir y la cascada de Gullfoss.

La mayoría de los visitantes recorren este itinerario en su viaje a Islandia, ya sea por su cuenta o en un tour guiado.



Þingvellir es el único lugar de la isla catalogado como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Situado en un extraordinario valle entre las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia, ofrece un paisaje espectacular de campos de lava y bosques, solo interrumpido por riachuelos de aguas cristalinas.

En el Círculo Dorado se puede practicar snorkel y buceo durante todo el año.

La zona geotérmica de Geysir tiene unos géiseres tan potentes que ha dado origen a la palabra que describe este impresionante fenómeno. Aunque el gran Geysir en la actualidad está prácticamente inactivo, su vecino Strokkur estalla cada diez minutos aproximadamente, creando una columna de más de 20 metros.

Gullfoss es la cascada más conocida de Islandia, una potente catarata que cae en dos niveles en un antiguo valle surgido en la última glaciación. Para deleite de los visitantes, durante los días soleados se forman arcoíris a partir de la bruma.

Como solo se necesita medio día para visitar estas populares atracciones, muchos operadores ofrecen actividades complementarias.

Si no te importa pasar un poco de frío puedes practicar snorkel o buceo (solo si se dispone del título necesario) en una de las fisuras de Þingvellir, Silfra, cuyas aguas cristalinas la convierten en uno de los paraísos subacuáticos del mundo. Los más aventureros pueden contratar una excursión en moto de nieve, que sale desde la cascada de Gullfoss y permite recorrer la superficie del espléndido glaciar Langjökull.



3. Fotografía el cañón Ásbyrgi

Asbyrgi Canyon in North Iceland

Al norte de Islandia, fuera del circuito más concurrido, se encuentra una atracción natural con unas características tan complejas que los primeros habitantes de Islandia solo podían atribuir a la intervención divina. La mitología cuenta que el cañón de Ásbyrgi, con forma de herradura, se formó cuando una de las ocho patas del caballo de Oðin tocó el suelo.

Las escarpadas pendientes que lo rodean y el altiplano situado en el centro ofrecen unas de las panorámicas más extraordinarias del país. El interior del valle, repleto de abedules, sauces, abetos, alerces y pinos, también tiene una gran belleza y una frondosidad alejada de lo que suele ser habitual en Islandia.

No es de extrañar que muchos de los mitos que rodean a los habitantes ocultos de Islandia tengan su origen en esta zona.



2. Recorre a pie la reserva natural de Skaftafell

Svartifoss waterfall in Skaftafell by VatnajA¶kull national park

La Reserva Natural de Skaftafell tiene paisajes tan variados y hermosos que durante un tiempo gozó de la categoría de Parque Nacional. En la actualidad está integrada en el Parque Nacional Vatnajökull y es una de sus atracciones naturales más increíbles y accesibles.

Aquí se produce un duelo permanente entre el fuego y el agua. Por ejemplo, puedes acampar en los verdes bosques de abedules junto a un hermoso arroyo glaciar y estar a solo unos minutos a pie de agrestes desiertos negros y espectaculares campos de lava.

En toda la reserva encontrarás lenguas y lagunas glaciares que tienen su origen en el glaciar más grande de Europa, Vatnajökull. Si quieres disfrutar de unas espléndidas vistas, contrata una excursión de senderismo en el glaciar en uno de sus apéndices.



SvA­nafellsjA¶kull in the Skaftafell Nature Reserve.

Si no te apetece caminar sobre el hielo, puedes disfrutar de alguno de los numerosos senderos que recorren la región. Uno de los más interesantes es el camino a la cascada Svartifoss, que cae desde un espectacular precipicio de columnas de basalto negras.

Skaftafell se encuentra muy cerca de la costa sur, a solo una hora de coche de la laguna glaciar de Jökulsárlón y la Playa Diamante.



1. Explora la zona geotérmica del lago Mývatn

MA?vatn is an incredible part of the country, found in north Iceland.

A una hora de coche en dirección este desde la capital del Norte, Akureyri, encontrarás una maravilla geológica y geotérmica: la zona del lago Mývatn. Formada por una serie de lagos creados a partir de diversas erupciones catastróficas que se produjeron hace más de dos mil años, esta zona cuenta con numerosas joyas ocultas que los visitantes no pueden perderse.

Sin ir más lejos, los lagos son de una gran belleza, tanto por su formación como por la vida que albergan. En verano, hay decenas de especies de aves que se congregan en sus aguas, y aquellos especialmente interesados en la flora no deben perderse las bolas de musgo, ya que es uno de los pocos lugares del mundo en que encontrarlas.

Pero la geología que rodea Mývatn es, si cabe, todavía más espectacular. A lo largo de las orillas se hallan numerosos pseudocráteres perfectamente formados, que se pueden remontar y rodear para descubrir los secretos del vulcanismo que esconde Islandia. Dimmuborgir es un campo de lava tan espectacular que se conoce con el sobrenombre de la «Fortaleza Negra».

An aerial view of Lake Myvatn.

En este campo de lava, oculta en una cueva, se encuentra la fuente termal Grjótagjá, cada vez más conocida. Aunque no se permite el baño debido a la oscilación permanente de la temperatura, los fans de Juego de Tronos no se la pueden perder, puesto que aquí se grabó una de las escenas románticas más famosas de la serie.



Sin embargo, si quieres disfrutar de las aguas termales no tendrás que alejarte mucho. Los Baños Naturales de Mývatn son el lugar perfecto para relajarte después de recorrer la región.

Si te desplazas a la zona de Mývatn, encontrarás multitud de lugares sorprendentes a pocos kilómetros. Por ejemplo, no muy lejos se halla el paso de Námaskarð, en el que descubrirás fumarolas de gran actividad y ollas de barro burbujeantes en un altiplano de geografía inhóspita. En los alrededores también se encuentran algunas cascadas increíbles, como la de Dettifoss, la más potente de Europa.

Daisies growing by Dettifoss



¿Cuál es tu atracción natural favorita en Islandia? ¿Has descubierto alguna joya oculta que quieras compartir con nosotros? No dudes en dejar tus comentarios y preguntas a continuación.