Información y soporte para COVID-19
staticmap.jpg
Direcciones
Las mejores experiencias
Atención al cliente 24/7
Sólo servicios de calidad verificada
Expertos en viajes de Islandia

Información acerca de Playa de arena negra de Reynisfjara

4.8
10906 Google reseñas
Tipo
Beach, Bird Sights, Rock formations
Destination
Iceland
Ubicación
Reynishverfisvegur, Iceland
Horario de apertura
Lunes: Abierto las 24 horas; Martes: Abierto las 24 horas; Miércoles: Abierto las 24 horas; Jueves: Abierto las 24 horas; Viernes: Abierto las 24 horas; Sábado: Abierto las 24 horas; Domingo: Abierto las 24 horas
Temporada alta
Winter
Ideal para familias
No
Puntuación media
4.7
Número de reseñas
6236

Reynisfjara es una playa de arena negra mundialmente famosa que se encuentra en la costa sur de Islandia, justo al lado del pequeño pueblo de pescadores de Vík í Mýrdal.

Las visitas a esta playa están incluidas en muchas excursiones, incluyendo este paquete de vacaciones de verano de 6 días. Los viajeros que deseen conducir por sí mismos pueden hacerlo en una excursión en coche, como esta aventura de verano de 10 días, o alquilar un coche y hacer sus propios planes.

Cómo llegar a Reynisfjara

Con sus enormes pilas de basalto, las rugientes olas del Atlántico y sus impresionantes panoramas, Reynisfjara está ampliamente considerada como el más bello ejemplo de las playas de arena negra de Islandia. En 1991, National Geographic votó a Reynisfjara como una de las 10 mejores playas no tropicales del planeta.

Reynisfjara se encuentra a unos 180 kilómetros (112 millas) de la capital de Islandia, Reikiavik, y es una parada popular para aquellos que hacen un recorrido turístico por la popular Costa Sur.

Conducir hasta la playa es particularmente fácil, ya que se tarda aproximadamente dos horas y media desde la capital, por lo que se puede hacer fácilmente en medio día, o en uno completo combinado con otras características.

Folclore

Al visitar la playa, los viajeros observarán inmediatamente las pilas de mar rocoso que se encuentran frente a la costa, conocidas como Reynisdrangar.

Según el folclore local islandés, estas grandes columnas de basalto fueron una vez trolls que trataban de arrastrar los barcos desde el océano hasta la orilla. Sin embargo, estos trolls salían demasiado tarde en la noche, y cuando el amanecer se abrió en el horizonte, el sol convirtió a los trolls en piedra sólida.

Otra leyenda cuenta que hubo un marido cuya esposa fue secuestrada y asesinada por dos trolls. El hombre siguió a los gnomos hasta Reynisfjara, donde los congeló, asegurándose de que nunca volvieran a matar.

Tan fascinantes son estas características que aparecieron en la séptima temporada de la serie de HBO "Juego de Tronos". Puedes verlos en algunas escenas filmadas "al norte del muro".

Las chimeneas marinas en sí son el hogar de miles de aves marinas que anidan allí. Las especies que se pueden encontrar incluyen frailecillos, fulmares y araos, lo que lo convierte en un lugar de visita obligada para todos los observadores de aves.

Sitios circundantes

Reynisdrangar are the main appeal of Reyknisfjara beach.

La playa de Reynisfjara está situada convenientemente en el centro de la Costa Sur, junto al pueblo de Vík. Esto significa que los que toman la carretera de circunvalación alrededor del país, o los que se dirigen a la laguna glaciar de Jökulsárlón, la pasarán, y se les anima a hacer una parada.

El mayor punto de referencia más cercano es el arco de roca y los acantilados de Dyrhólaey. Aunque se encuentran muchas aves marinas en Reynisfjara, no es nada comparado con las cifras de aquí. De mayo a agosto, es uno de los mejores lugares para ver frailecillos desde tierra.

En el camino a Reynisfjara desde Reikiavik, descubrirás cascadas como Seljalandsfoss y Skógafoss, y glaciares como Eyjafjallajökull y Mýrdalsjökull. Más adelante, a lo largo de la costa sur, llegarás al Parque Nacional de Vatnajökull, con sus numerosas lenguas de glaciares, lagunas glaciares, desiertos de arena negra y la increíble Reserva Natural de Skaftafell.

Peligros potenciales

The incredible Reynisfjara beach under the midnight sun.

Los visitantes de Reynisfjara deben ser conscientes de los peligros potenciales de la playa. En primer lugar, las ondulantes y rugientes olas de Reynisfjara son particularmente violentas, a menudo empujando la playa más arriba de lo que muchos esperan.

Estas son olas traicioneras, y pueden aparecer cuando menos te lo esperas, incluso en días increíblemente tranquilos. No hay masas de tierra significativas entre la Antártida y las costas de Reynisfjara, lo que significa que las olas tienen miles de kilómetros para formarse.

Se aconseja a los visitantes que nunca den la espalda a las olas, y que mantengan una distancia segura de al menos 30 metros.

Aparte de estos cambios repentinos y dramáticos en la marea, las corrientes de desgarre en la costa son infames por su fuerza y capacidad para arrastrar a personas indefensas hacia el congelado y frío océano abierto. Se han producido varios accidentes mortales en Reynisfjara, el último de los cuales ocurrió en enero de 2017.