¿Qué tipo de cuevas hay en Islandia y dónde se puede practicar la espeleología?​

Consulta esto para conocer las excursiones de espeleología y pulsa aquí para una excursión a una cueva de hielo de la laguna glaciar Jökulsárlón. Mira también viaje de 3 días para prácticar de espeleología en hielo.

Islandia está llena de cuevas de todos los tamaños y formas. Las cuevas son importantes en la historia de la isla, puesto que muchas de ellas han servido de refugio a las personas o los animales en los duros inviernos. Algunas todavía se utilizan como establos o cobertizos para los rebaños de ovejas.

Islandia se sitúa sobre uno de los "puntos calientes" de la tierra, donde hay docenas de volcanes, cráteres y fuentes termales. Muchos tubos de lava de los volcanes se han convertido en cuevas, algunos de los cráteres tienen grietas que revelan cuevas escondidas y algunas de las fuentes termales se encuentran en el interior de las cuevas (como la del vídeo anterior, Grjótagjá, donde el agua es demasiado caliente para bañarse...)

Básicamente hay tres tipos de cuevas en Islandia: cuevas de lava, cuevas glaciares y cuevas creadas por las personas. Lo mejor que se puede hacer en un día de lluvia en Islandia es ir a nadar  o a practicar espeleología.

Para practicar espeleología en Islandia, es necesario un casco, una linterna minera y ropa cálida adecuada. Hay muchas excursiones de espeleología  para elegir, todas incluyen cascos y linterna minera.

A continuación encontrarás una descripción de algunas de las cuevas más espectaculares y conocidas de Islandia.

Cuevas glaciares de Islandia

Las cuevas más famosas hoy día son cuevas glaciares. La diferencia entre las cuevas glaciares y las de hielo es que las de hielo son cuevas con lecho de roca que contienen hielo durante todo el año, mientras que las glaciares se forman dentro del hielo de un glaciar. Todos los visitantes de Islandia realmente quieren visitar una cueva glaciar, pero por la razón que sea todo el mundo las llama cuevas de hielo. Sige leyendo más abajo para conocer cómo se forman o ve a ver una en el glaciar Vatnajökull hasta marzo.  

caves in iceland caving

Los glaciares están en movimiento constante, o deslizándose, de forma que las cuevas glaciares no son permanentes. La mayoría son inestables y pueden colapsar, por lo que es muy peligroso entrar. La mayoría de las cuevas glaciares comienzan a formarse con el agua que fluye por debajo del glaciar debido al calor geotémico que procede de los volcanes bajo el hielo. Las cuevas glaciares más conocidas se forman por el calor geotermal, por ejemplo, las cuevas glaciares de Kverkfjöll en Vatnajökull. En la década de 1980, medían 2,8 km de largo, con un una profundidad vertical de 525 metros.

Si quieres ver una cueva glaciar en tu visita a Islandia, es mejor que contactes a un guía que te muestre dónde se encuentran en el momento. Pueden ser difíciles de encontrar y fuera de los caminos más recorridos; pero la a apuesta más segura es en el glaciar Vatnajökull, el glaciar más grande de Europa.

Cueva Vatnshellir (cueva de agua)

Vatnshellir cave in is in Snæfellsnes peninsula

La cueva Vatnshellir se encuentra en la península de Snæfellsnes y solo se puede llegar a ella en una visita guiada. Para entrar, hay que bajar un escalera de caracol y una vez abajo, hay una cueva de 200 metros, muy amplia y con un techo muy alto. Debes llevar ropa cálida y guantes porque dentro de la cueva hace frío. La visita guiada dura una hora aproximadamente.

Cueva Leidarendi (cueva al final de la carretera)

Otra cueva que no está lejos de Reykjavík es Leidarend. Esta cueva es un tubo de lava en Tvibollahraun, un campo de lava cerca de las montañas Azules, a unos 25 minutos conduciendo desde Reykjavík.

Leidarendi se distingue por su paisaje increíblemente diverso y colorido, y se considera un ejemplo excelente de un tubo de lava islandés.

Una característica distintiva de Leidarendi son los restos de lava en sus paredes y techo debido a la escarcha y la erosión. Las paredes de la cueva están pulidas por ríos de lava y llenas de estalagmitas, estalactitas y otras fascinantes formaciones. En invierno es posible ver esculturas de hielo naturales brillando en la cueva, lo que añade belleza a una escena ya de por sí indescriptible.

Varias excursiones de espeleología llevan a Leiðarendi. Consulta este  viaje barato a Leiðarendi.

Cueva Gjábakkahellir

La cueva Gjábakkahellir también se considera un buen ejemplo de un tubo de lava islandés; ofrece unas impresionantes vistas con hermosas y numerosas formaciones de lava y esculturas de hielo. La cueva Gjábakkahellir (conocida como Helguhellir o Stelpuhellir, "cueva de la niña") es un tubo de lava situado en el área del Parque Nacional Thingvellir que se originó hace 9.000 años.

Cueva Thrihnjukagigur

El cráter Thrihnjukagigur, al este de las montañas Azules en el suroeste de Islandia, ofrece una experiencia única para explorar el interior de un volcán.

El volcán Thrihnukagigur ha permanecido dormido durante los últimos 4000 años y no muestra ninguna señal de actividad, por lo que es seguro descender hasta abajo. Como una ciudadela de vivos colores, el volcán Thrihnukagigur ofrece una aventura fascinante al centro de la tierra.

A través de la abertura del cráter se entra en una enorme cámara de magma, uno de los fenómenos naturales más increíbles de su naturaleza.

Cueva Búri

La Cueva Búri se encuentra en la península de Reykjanes y se descubrió en el año 2005. Su tamaño no tiene comparación en Islandia: 10 metros de altura, 10 metros de anchura en la cámara más amplia y 1 kilómetro de largo. En la sección más interna, hay un foso vertical de 17 metros de profundidad, formado por el desprendimiento de lava, el foso de lava más profundo de la tierra.

La entrada es estrecha, pero una vez en el interior se llega a una amplia cámara con maravillosas y espectaculares formaciones y esculturas de hielo. Las esculturas de hielo están en mejor momento en invierno, pero las excursiones a la cueva se hacen en todas las estaciones.

Tras escalar la cuesta de hielo de la cueva, se pasa por un túnel rocoso de unos 700 metros de longitud. A partir de ahí, el piso se mantiene relativamente liso hasta llegar al foso de lava. 

Cueva Lofthellir (cueva de aire)

Lofthellir es una cueva de lava situada en el norte de la isla, en el campo de lava del antiguo Laxardalshraun.

La cueva de lava Lofthellir es conocida por tener una de las esculturas de hielo más grande, diferente y preciosa de todas las cuevas de lava de Islandia, así como por unas espectaculares formaciones de lava. Puedes buscar información sobre excursiones a esta increíble cueva aquí.

Cuevas Maríuhellar (cuevas de Maria)

Maríuhellar cave by Clavious Rork at Panoramio, protected by Wikimedia commons

Las cuevas más cercanas a Reykjavík son Maríuhellar en la reserva natural Heidmörk, a unos 15 minutos por carretera del centro urbano. Las cuevas de Maríuhellar son tres, muy populares entre la gente del lugar que traen aquí a sus hijos. La más grande es Urriðakotshellir, cercana a la carretera principal. Es un gran tubo de lava abierto en un claro de lava cubierto de hierba y en su interior hay un pequeño agujero a través del cual se ve el cielo.