¿Qué son exactamente las auroras boreales y cómo se forman?

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes sobre la aurora boreal, una de las atracciones más fascinantes y misteriosas de Islandia? ¿Qué dice la ciencia sobre las auroras boreales? ¿Y cómo las explica el folklore? Sigue leyendo para descubrir todo lo que cuentan la ciencia y la mitología sobre la aurora boreal en Islandia.



ÍNDICE

Auroras boreales | El tesoro cósmico de Islandia         

Aurora boreal sobre la cascada de Gullfoss.

Observar una aurora boreal es una de las mejores formas de poner la vida en perspectiva.

Este maravilloso fenómeno solar, uno de los principales espectáculos de la naturaleza, crea luces etéreas en una gama de colores que bailan y se arremolinan en el cielo nocturno. La ciencia moderna no hace mucho que ha encontrado una explicación a estas apariciones, aunque durante siglos han causado fascinación entre todos aquellos que las han contemplado. Mitos y leyendas increíbles que se inspiran en este fenómeno están totalmente arraigados en la cultura de muchas sociedades, e Islandia no es ninguna excepción. 

Por ello, presenciar una aurora boreal encabeza la lista de prioridades de muchos de los viajeros que visitan Islandia. Inspiradas por fotografías y vídeos increíbles, y animadas por blogueros de viajes para los que ver las auroras boreales es una experiencia imprescindible, miles de personas acuden a este país para disfrutar de uno de los fenómenos más impresionantes de la naturaleza.



Normalmente la aurora boreal se manifiesta como una franja verde luminiscente.

Sin embargo, muchos visitantes viajan a Islandia con unas ideas preconcebidas sobre la observación de auroras boreales que con frecuencia no son ciertas. En verano, algunos viajeros se muestran sorprendidos al descubrir que el sol nunca se pone, por lo que es imposible ver las auroras boreales. En noches de invierno cálidas, algunos visitantes no salen por la idea infundada de que las auroras boreales solo aparecen cuando hace frío.

Muchos se quedan sin verlas al no salir de Reikiavik, donde la contaminación lumínica impide su visión.

Antes de llegar a Islandia para pasar unos días contemplando auroras boreales, es importante saber cuándo venir, qué tipo de tour reservar y cómo aumentar las posibilidades de vivir esta experiencia inolvidable.

Si sigues estos pasos, también evitarás llevarte una decepción a tu llegada, y sabrás asumir que quizá no veas ninguna aurora boreal en tu primera noche, o que si aparece, sea breve y tenue. Al fin y al cabo, las auroras boreales son un fenómeno natural que depende de determinadas condiciones que nadie puede controlar.

Además, cuanta más información tengas sobre este fenómeno, más disfrutarás de tu experiencia. Aunque la sola visión de una aurora boreal es conmovedora y mágica, tener conocimientos previos del papel histórico, cultural y científico que esta maravilla ha desempeñado en todo el mundo hará que tu experiencia cósmica sea mucho más especial. 

Preguntas frecuentes      

Las luces de la aurora boreal iluminan una icónica iglesia islandesa.

¿Podemos referirnos a las auroras boreales como "luces del norte"?

Los términos «luces del norte» y «aurora boreal» se refieren al mismo fenómeno natural, aunque esta última denominación es más científica. El sustantivo «aurora» viene del latín y hace referencia a la diosa romana del amanecer, mientras que el adjetivo «boreal» procede del griego 'Bóreas', que era el dios del viento del norte. 

Por supuesto, se les llama «luces del norte» porque solo se dan en el hemisferio norte, por lo general (pero no exclusivamente) por encima de los 60 grados de latitud. Islandia se encuentra en su mayor parte entre 64 y 66 grados de latitud norte. Las luces del sur son un fenómeno similar y se denominan 'aurora austral'.

¿Cuál es el papel de la aurora boreal en la mitología? 

Una interpretación artística del folklore islandésWikimedia. Creative Commons. Hermann Burghart (1834-1901)

Mucho tiempo antes de que floreciera la ciencia moderna, los antiguos pobladores del mundo contemplaban el reluciente cielo nocturno y se planteaban grandes preguntas existenciales. Sin conocimientos de astronomía, física, química, biología, cosmología, óptica o geografía, su comprensión del universo y la relación que establecían con él estaban distorsionadas y no se parecían en nada a lo que hoy consideramos explicaciones racionales y legítimas.

Y sin embargo, de esa confusión surgió un mosaico de mitos fantásticos, difundidos a través de una gran variedad de culturas, todos vinculados a un concepto compartido de forma colectiva: el movimiento de las estrellas. De estos mitos emergieron sistemas de valores ratificados, tradiciones y formas de interpretar, simplificar y comprender la compleja naturaleza del lugar que ocupa la humanidad en el universo. 



Un campo geotérmico en el norte de Islandia bajo la aurora boreal en invierno.

Dondequiera que ocurrieran, las auroras boreales desempeñaban un papel protagonista en estas creencias. En China, donde el conocimiento sobre las auroras boreales era escaso, se consideraba que sus luces representaban una batalla entre dos grandes dragones por el bien y el mal. Algunas tribus de inuits de América del Norte las consideraban un juego de pelota entre sus antepasados muertos.

Según los escoceses, irlandeses, ingleses y franceses, las auroras boreales presagiaban conflictos inminentes, mientras que, por su parte, los escandinavos las asociaban a la pesca abundante, al parto sin dolor y al calor. 

Las luces de las auroras boreales bailan en los cielos invernales de Islandia.

Para muchos groenlandeses, las luces del norte tenían un trasfondo triste, puesto que eran las almas de niños fallecidos, mientras que los finlandeses las consideraban como la estela resplandeciente de un zorro de fuego o la mágica espuma del agua expulsada por una ballena. Los indios Cree pensaban que eran un reflejo del ciclo de la vida, una imagen de sus ancestros bailando en el cielo; cuanto mayor era su intensidad, más felices eran sus ancestros.



Según los islandeses, las auroras boreales también tenían relación con el parto. A las parteras se les aconsejaba no mirarlas directamente por miedo a que el bebé naciera bizco. De todos modos, debido a sus raíces escandinavas y a sus creencias originales en la mitología nórdica, los islandeses las consideraban como un presagio de buenas noticias y les suscitaban un fuerte sentimiento de espiritualidad.

¿De qué color son las auroras boreales?

El color que se observa con mayor frecuencia en las auroras boreales es el verde.

El color más habitual es el verde fluorescente, seguido del rosa y el morado, además de diferentes tonalidades de rojo, rosáceo, azul, amarillo y naranja. El color depende del tipo de partículas que se ionizan en la atmósfera: el oxígeno crea luces verdes y rojas; el nitrógeno, rosas y azules; y el neón, naranjas.

¿Cómo se crean las auroras boreales? 

Las auroras boreales se crean cuando el viento solar choca contra la magnetosfera, la capa que dota a la Tierra de su campo magnético y la protege de las brutales fuerzas del espacio. Gracias a la magnetosfera, este viento se dirige hacia los polos, donde las partículas se «precipitan» en forma de lluvia sobre las capas altas de la atmósfera y causan este fenómeno.

¿Cuándo se producen las auroras boreales?

En Islandia las auroras boreales solo se pueden ver en los oscuros meses de invierno.

Las auroras boreales ocurren durante todo el año; sin embargo, debido a la intensidad de la luz del sol, no se pueden ver durante el día. Teniendo en cuenta que durante junio y julio en Islandia se produce el sol de medianoche, y que en los meses de mayo y agosto también hay mucha luz, la mejor época del año para verlas es entre septiembre y abril. Solo se realizan tours en estos meses.



¿Tiene que hacer frío para ver auroras boreales en Islandia?

Una de las preguntas más frecuentes que reciben los guías de los tours para ver auroras boreales es: «¿cuánto frío tiene que hacer para ver auroras boreales?». La temperatura no tiene ningún efecto sobre la aparición de las auroras boreales, pero sí se necesita la oscuridad de los meses de invierno para poder contemplarlas.

De hecho, observarás que cuanto más elevada sea la temperatura, más agradable será tu experiencia viendo las auroras boreales; por ello, numerosos operadores turístico ofrecen chocolate caliente en las noches frías. Durante los meses de abril y septiembre, con cierta frecuencia se puede disfrutar de un increíble espectáculo de auroras boreales con temperaturas bastante templadas. 

¿Dónde puedo ver auroras boreales en Islandia?

Se pueden contemplar auroras boreales en cualquier lugar de Islandia, pero solo cuando el cielo está oscuro y despejado.

Puedes verlas en cualquier lugar de Islandia, siempre y cuando el cielo esté oscuro y, sobre todo, despejado. Esto se debe a que las auroras boreales se producen en la termosfera, una de las capas de la atmósfera, a 100 kilómetros sobre el nivel del mar, es decir, mucho más arriba que cualquier nube.

De todos modos, en algunos lugares de la isla es más probable que disfrutes del magnífico espectáculo. Así, los entornos rurales son más adecuados que los urbanos; la polución de las calles y las casas reduce en gran medida la probabilidad de ver auroras boreales, sobre todo en Reikiavik.

Aunque tengas la suerte de ver las auroras boreales desde la ventana del hotel o desde la terraza de un bar, disfrutarás mucho más de su visión desde un lugar más oscuro. Si quieres ver auroras boreales sin salir de la ciudad, te recomendamos que te dirijas a una de las zonas menos residenciales de la capital, como los alrededores del faro de Grótta.

Cualquier entorno natural del país presenta oportunidades para ver las auroras boreales cuando está oscuro pero, lógicamente, cuanto más al norte, más largas son las noches. En pleno invierno, el sur de Islandia está oscuro durante 20 horas al día, mientras que el norte lo está durante 22 horas. Cabe señalar que la región del noreste de Islandia es donde, de media, se produce menos nubosidad.

¿Cuál es la mejor hora de la noche para ver auroras boreales en Islandia?      

Un hermoso espectáculo de auroras boreales sobre una cordillera de montañas escarpadas de Islandia.

Por supuesto, ya ha quedado claro que para ver auroras boreales es necesario que sea invierno y de noche, pero también se deben tener en cuenta otras consideraciones. Las mejores noches para ver auroras boreales, por ejemplo, ocurren cuando hay luna nueva; la luz de la luna llena puede provocar demasiada contaminación lumínica si las auroras son débiles.

Debido a las condiciones atmosféricas, se suele decir que las auroras boreales están en su mejor momento entre las 9 de la noche y la 1 de la madrugada. Sin embargo, no siempre es así, y no debes descartar la posibilidad de ver auroras boreales si se te presenta la oportunidad en otra franja horaria.

¿En qué otros lugares aparecen las auroras boreales?      

Kirkjufellsfoss y Kirkjufell, al oeste de Islandia, bajo la mágica aurora boreal.

Las auroras boreales se pueden ver fácilmente desde Alaska, Canadá, Groenlandia, Noruega, Suecia, Finlandia y el norte de Rusia. Durante las tormentas geomagnéticas, las auroras también son visibles en latitudes más bajas, como algunos países bálticos, las Islas Británicas, el resto de los Estados Unidos y China. 

Debido a sus largas y oscuras noches, su excelente infraestructura, su naturaleza remota y su clima invernal relativamente fácil de soportar, Islandia sigue siendo uno de los lugares más accesibles y fiables para ver la aurora boreal.



¿Cuál es la mejor manera de ver auroras boreales en Islandia?

En invierno, en los rincones más oscuros de Reikiavik se pueden ver auroras boreales.

En Islandia las auroras boreales se puede experimentar de muchas maneras. Aunque, como ya hemos dicho, en ocasiones se pueden ver desde Reikiavik, aquellos viajeros que quieran contemplarlas en su máximo esplendor tendrán más posibilidades de lograrlo si consideran una de las siguientes opciones.

En primer lugar, puedes alquilar un coche y perderte por la naturaleza de Islandia para tener tu oportunidad de disfrutar del espectáculo. Aprovecha la tecnología y consulta el pronóstico de nubosidad y el pronóstico de auroras boreales en la web de meteorología nacional para planificar el viaje con más probabilidades de éxito.

Si optas por esta opción entre octubre y principios de abril, es muy recomendable alquilar un vehículo todoterreno porque encontrarás hielo y nieve en las carreteras, y solo te recomendamos esta experiencia si dominas la conducción en condiciones invernales.

Por su posición septentrional, los Fiordos del Oeste son un lugar perfecto para ver auroras boreales.

Aunque en un tour a tu aire en coche podrás dedicarte a buscar auroras boreales sin depender de nadie más, te perderás los conocimientos de los guías expertos que puedes encontrar en los tours guiados. Estos expertos en auroras boreales conocen los mejores puntos para contemplarlas, te pueden ayudar con la configuración de la cámara para que puedas hacer la foto perfecta y responderán cualquier pregunta que tengas sobre este fenómeno, los lugares que visites y la cultura islandesa.

La mayoría de los tours para ver auroras boreales se realizan en autocar, aunque también es posible contratar tours en superjeep si se quiere viajar en grupos pequeños y adentrarse aún más en la naturaleza. Otra opción menos convencional es contratar uno de los cruceros para ver auroras boreales que salen de Reikiavik y que permiten presenciar el maravilloso espectáculo desde mar abierto.



Fotografía de la aurora boreal en el sur de Islandia en invierno.

De todos modos, la forma más fiable de ver auroras boreales en Islandia es contratar un paquete guiado o un tour a tu aire en coche en invierno; ambas opciones te permitirán acceder a lugares remotos del país y tendrás la posibilidad de ver auroras boreales casi cada noche en un marco natural incomparable en la más completa oscuridad.

Con este paquete de cinco días, por ejemplo, no solo podrás ver la aurora boreal bailando sobre sitios increíbles como la laguna glaciar de Jökulsárlón, sino que tendrás la oportunidad de visitar las etéreas cuevas de hielo azul cristalino, unas formaciones naturales tan raras que parecen sacadas de un cuento de hadas.

Aquellos que quieran vivir la aventura invernal de su vida pueden contratar este paquete de doce días para disfrutar de todo lo anterior y recorrer además toda la carretera de circunvalación que rodea la isla y la península de Snæfellsnes. Por supuesto, durante este increíble viaje, tendrán once noches para buscar auroras boreales.

Pero si prefieres conducir por tu cuenta, con estos tours de cinco días y doce días a tu aire en coche podrás hacer el mismo recorrido.

Una espectacular aurora boreal sobre la laguna glaciar en el sur de Islandia en invierno.

Si contratas un paquete guiado o un tour a tu aire en coche, tendrás todos los alojamientos y excursiones reservados con antelación, lo que te permitirá disfrutar de la increíble naturaleza de Islandia y concentrar tu energía en la búsqueda de las maravillosas auroras boreales.


¿Has encontrado respuesta a todas tus preguntas? ¿Tienes más preguntas sobre las auroras boreales en Islandia? ¿Has visto alguna aurora boreal en Islandia? Si es así, ¿dónde?