Excursiones para ver auroras boreales

Excursiones para ver auroras boreales

Los tours de auroras boreales son la manera más segura de cazar estas hermosas y esquivas luces. Con una gran variedad de opciones desde varios lugares de Islandia, serás testigo de los espectáculos más fascinantes de la aurora boreal cuando mires al cielo durante los oscuros meses de invierno.

Lugar de inicio

Seleccionar periodo de viaje

LlegadaSalida

Seleccionar número de viajeros

2 viajeros
4.7
Puntuación media
4051 Reseñas
4.7
4,051 reseñas
La mayor selección de servicios de viajes
Mejor precio garantizado
Reserva y cancela fácilmente

47 Excursiones para ver auroras boreales disponibles

Participa en la selección de Excursiones para ver auroras boreales más populares

Mostrando 24 de 47
Te ofrecemos mucho más

Descubre nuestra increíble variedad de viajes y excursiones

Reseñas de clientes verificadas

Lee testimonios de primera mano de clientes de todo el mundo

¿Qué son las auroras boreales?

Las auroras boreales son un fenómeno que se produce en latitudes elevadas cuando las partículas solares chocan contra la atmósfera de la Tierra y forman ondas de colores que se observan en el cielo nocturno. Rodeadas por un halo de misterio, estas ondas han cautivado y asombrado al ser humano durante siglos.

Las auroras boreales se producen durante todo el año, pero solo se pueden observar durante las oscuras noches invernales. Es una de las actividades más populares que se pueden hacer en Islandia en los meses de invierno. Durante tu viaje a Islandia, puedes apuntarte a diferentes tours para ir a los mejores sitios de observación, como la económica excursión en autobús para ver auroras boreales, que te llevará a una zona alejada de la contaminación lumínica de la ciudad, o una excursión en barco para ver auroras boreales, con la que podrás observar este fenómeno desde el mar. Aparte de Escandinavia, los únicos sitios del mundo en los que se pueden observar las auroras boreales son Alaska, el norte de Canadá y Siberia.

El fenómeno de las auroras boreales no se comprendió desde el punto de vista científico hasta la década de 1880, cuando los investigadores relacionaron su aparición con la actividad solar. En investigaciones realizadas setenta años más tarde, se revelaron mayores detalles al descubrir el viento solar, con el que los electrones y protones viajan hasta la Tierra. En la actualidad las auroras boreales se siguen investigando mientras ampliamos nuestros conocimientos sobre el espacio lejano y nuestra conexión con él.

Las auroras boreales se conocen desde hace tiempo entre los pueblos escandinavos, y han servido de inspiración para algunas de las leyendas más antiguas y populares de la mitología nórdica.

Una de las más importantes es la historia de Ragnarök, la batalla apocalíptica que terminará con el mundo sumergido en agua y la muerte de un importante número de dioses, como Odín, Thor y Loki. Tras los hechos de Ragnarök, el mundo volverá a nacer, fortaleciendo los antiguos conceptos de nacimiento, muerte y renacimiento.

Para prepararse para esta batalla, Odín, líder de Asgard, hará un llamamiento a sus guerreras más preciadas, las Valquirias, un ejército de doncellas a caballo armadas con escudos y lanzas. Según las leyendas antiguas, las auroras boreales eran el reflejo de la coraza de las Valquirias.

Otra interpretación muy extendida es que la aurora boreal era un puente de arco iris ardiente, llamado Bifröst, por el que pasaban los guerreros muertos en combate hasta llegar al enorme y majestuoso salón de Valhalla.

Para los vikingos islandeses, la aurora era un fenómeno digno de ser celebrado, una costumbre popular que ha perdurado hasta nuestros días. En la actualidad son muchos los tours para ver auroras boreales que se pueden realizar en la tierra de hielo y fuego. Sin embargo, para nuestros vecinos escandinavos, las auroras boreales no inspiraban confianza.

Muchos pueblos nórdicos, como los indígenas lapones, creían que había que temerlas. Según sus creencias, las ondulantes luces verdes, rojas y amarillas eran las almas de los muertos, por lo que se cuidaban mucho de no faltarles al respeto, y evitaban silbar, cantar o hablar en su presencia.

Se decía que aquellos que no hicieran caso de estas advertencias serían abducidos por el cielo y quedarían atrapados entre estos espíritus nocturnos. Debido a este estremecedor mito, se cree que algunos lapones, incluso hoy en día, no salen de casa las noches en que se observan auroras boreales.

En la tradición finlandesa encontramos la alegoría más bonita sobre las auroras boreales: se cree que las auroras las crean los zorros árticos. Da la casualidad de que este animal es el único mamífero nativo de Islandia. El término finés que define las auroras boreales, revontulet, significa literalmente los 'fuegos del zorro', una referencia directa al zorro ártico que, según la leyenda, cruzaba el cielo nocturno tan rápido que su cola desprendía chispas al rozar con las montañas.

Otra interpretación de la leyenda del zorro ártico, que difiere un poco de la anterior y permite justificar por qué las luces solo aparecen en invierno, es que, en lugar de chispas, la cola del zorro levantaba los copos de nieve hacia el cielo, que reflejaban la luz de la luna.

Si nos referimos al folklore de Islandia propiamente dicho, se creía que las auroras boreales ayudaban a aliviar los dolores del parto, aunque a las mujeres que todavía no habían dado a luz se les aconsejaba no mirarlas directamente, por miedo a que el bebé naciera bizco.

Cuando visites Islandia, tendrás la oportunidad de ver auroras boreales por tu cuenta. Pero si decides verlas desde los puntos mejor situados, lejos de la contaminación lumínica de pueblos y ciudades, te aconsejamos que te apuntes a un tour y escuches las explicaciones del guía, que te ayudarán a entender este extraordinario fenómeno.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo es el mejor momento para ver las auroras boreales?

En las noches de invierno, cuando el cielo está oscuro y no hay nubosidad. La visibilidad mejora cuando no hay contaminación lumínica, por lo que se recomienda alejarse de las ciudades o pueblos.

¿Qué región de Islandia es la mejor para ver auroras boreales?

El norte de Islandia y los fiordos occidentales tienen menos horas de luz durante la temporada invernal que el resto del país, de modo que ofrecen más oportunidades de ver las auroras boreales. Aun así, con las condiciones adecuadas (cielo oscuro y despejado) se pueden ver en cualquier parte de Islandia.

¿Podéis garantizar que se observarán auroras boreales en los tours?

No, al ser un fenómeno natural, es imposible garantizar que puedan verse las auroras boreales. Los operadores turísticos intentan realizar previsiones con la máxima exactitud, teniendo en cuenta el viento solar y la previsión meteorológica.

¿Qué ocurre si no puedo ver ninguna aurora boreal en el tour?

Aunque no te devolverán el dinero, la mayoría de los operadores ofrecen una segunda oportunidad sin coste adicional. Ponte en contacto con el operador del tour para elegir otra fecha y obtener más información.

¿Qué ocurre si se cancela el tour?

Puedes decidir mover el tour a otra fecha o recibir el reembolso completo de la actividad.

¿Cuánto tiempo dura el tour?

Dependerá del tour que hayas elegido. Para obtener más información, ponte en contacto con tu agente de viajes.

¿El tour se realiza en autocar o en minibús?

Tenemos una amplia selección de tours, y podrás elegir entre diferentes medios de transporte: minibús, autocar, super jeep o barco.

¿Podré ver auroras boreales en verano?

No en pleno verano, pero sí es posible a finales de agosto, a medida que se aproxima el otoño y las noches se alargan.

¿De qué color son las auroras boreales?

Normalmente las auroras boreales son verdes, pero cuando son especialmente intensas se observan otros colores, como el morado, el rojo, el rosa, el blanco y el azul.

¿Por qué son tan habituales las auroras boreales en Islandia?

Durante el invierno, las noches en Islandia son muy oscuras y largas, lo que proporciona las condiciones perfectas para que se formen las auroras boreales. Además, Islandia está situada muy por encima del paralelo 60° norte, que es el punto más meridional en el que se pueden observar las auroras boreales.