Guide to Iceland
Explora Islandia
Itinerarios
Qué hacer en Islandia en 5 días
Qué hacer en Islandia en 5 días

Qué hacer en Islandia en 5 días

Experto verificado

10 millones de frailecillos viven en Islandia durante el verano, en sus costas e islas.

¿Qué puedes hacer en Islandia si dispones de cinco días de vacaciones? ¿Se puede conducir alrededor de toda la isla? ¿Qué es mejor, reservar una excursión en autobús, o alquilar un coche? Sigue leyendo y descubre nuestros mejores consejos para aprovechar al máximo cinco días en Islandia. 



Son muchas las cosas que puedes ver y hacer en Islandia en cinco días, en cualquier época del año. No tendrás tiempo suficiente para rodear todo el país deteniéndote sin prisa en cada lugar, pero podrás visitar una gran cantidad de sitios en el sur, el oeste, el norte e incluso en las Tierras Altas.

Es posible llegar al norte de Islandia si pasas cinco días en el país.

Por supuesto, lo que puedas hacer dependerá de la estación en la que vayas. En verano, con las interminables horas de luz del sol de medianoche, tendrás más oportunidades de hacer turismo y podrás realizar más actividades, pero no podrás ver la aurora boreal, ni visitar las cuevas de hielo.

Mientras, durante el oscuro invierno islandés hay menos excursiones disponibles, pero sí podrás maravillarte ante estos increíbles fenómenos naturales, y sumergirte de lleno en un auténtico paraíso congelado.

Sea cual sea la estación, cinco días en Islandia es tiempo de sobra para disfrutar de unas vacaciones fantásticas, tanto si quieres relajarte en la naturaleza, como si prefieres una aventura en un tour, cultura en la capital, o todo la anterior. 



Cinco días en Islandia con base en Reikiavik

Reikiavik es la capital de Islandia, ubicada en el suroeste del país.

Reikiavik es una bulliciosa capital llena de cultura que nadie debería pasar por alto, sea cual sea la duración de la estancia o la estación del año en que se visite. De hecho, una de las razones por las que no se recomienda intentar recorrer toda la carretera de circunvalación de Islandia (la llamada 'ring road', o carretera del anillo) en este periodo de tiempo es que te perderías la experiencia de visitar esta histórica y fascinante ciudad.

Para poder visitar sus atracciones culturales, su arquitectura única y su arte callejero, deberías dedicarle al menos la mitad de un día, aunque son muchos los que deciden pasar mucho más tiempo en la capital para conocer mejor sus nada convencionales joyas ocultas. 

Si tienes pensado explorar Reikiavik durante uno o más días completos, lo mejor es comprar un Pase para la Ciudad (City Card), con el que tendrás acceso a una gran cantidad de museos, galerías y piscinas. Los hay de 24 horas, de 48 horas y de 72 horas.

Estos pases proporcionan también transporte público gratis y descuentos por toda la ciudad.



La capital islandesa bajo el sol de medianoche visto desde el aire.

Existen también, por supuesto, muchas excursiones turísticas por la ciudad, como la que puedes hacer en los llamados autobuses Hop On - Hop Off, que te permiten bajarte y subirte en cualquier parada, o los tours centrados en la cultura gastronómica (comida y bebida). Y si quieres hacer turismo de forma independiente, deberías echarle un vistazo a estos consejos.

Con tanto que hacer en esta ciudad, no es de extrañar que muchos de los que pasan cinco días en Islandia decidan tener la capital como base. Pero lo que hace a Reikiavik más conveniente aún es que se trata del auténtico epicentro del turismo en el país, lo que te proporcionará una gran cantidad de opciones para salir a la naturaleza, regresando cada noche a la ciudad para disfrutar de todos sus servicios.

Si deseas pasar un día relajado, las excursiones para ver ballenas salen del Puerto Viejo durante todo el año, y en verano puedes añadir una parte para ver también frailecillos. También puedes reservar fácilmente tanto el transporte como la entrada al mundialmente famoso spa de la Laguna Azul, y disfrutar de sus aguas azul celeste.



La Laguna Azul es uno de los balnearios más conocidos del mundo.

No obstante, si lo que buscas es un buen subidón de adrenalina con alguna aventura islandesa, desde la capital puedes apuntarte sin problemas, durante todo al año, a actividades como hacer una excursión a caballo, en moto de nieve o en cuatrimoto (quads y ATV), practicar senderismo por un glaciar o visitar una cueva de lava.

Hay asimismo una gran cantidad de excursiones turísticas al sur y al oeste de la isla, de un solo día de duración. Las más destacadas son las que recorren el Círculo Dorado, la Costa Sur, la península de Reykjanes y la península de Snæfellsnes. Cualquiera de estos lugares te sumergirá en la magnífica naturaleza del país, y en todos ellos podrás admirar numerosos sitios únicos y espectaculares.

Algunas excursiones te llevarán más lejos incluso, hasta las Tierras Altas. Este tour, por ejemplo, te permite pasar un día practicando senderismo en Landmannalaugar, atravesando sus magníficas montañas de riolita. También te ofrece la oportunidad de darte un baño en los manantiales locales de aguas termales, rodeado de los paisajes de las tierras altas.

Harpa es un centro cultural en la capital de Islandia.

Y si eres especialmente ambicioso, podrías sacar provecho incluso del Aeropuerto Nacional de Reikiavik, desde donde podrás hacer excursiones en avión y en helicóptero, o viajar hasta partes más remotas del país. Este tour, por ejemplo, te lleva en avión hasta la localidad de Akureyri, en el norte, para visitar los lugares increíbles del Círculo de Diamante (ten en cuenta, no obstante, que deberás pasar una noche allí).

Muchos de los viajeros que vienen a Islandia, sin embargo, desean visitar lugares menos conocidos y llegar hasta sitios a los que no es fácil acercarse desde la capital en un solo día. Para estas personas, los paquetes de vacaciones, los paquetes de viajes a tu aire en coche y los tours de varios días son opciones excelentes y muy prácticas.

En cualquier caso, y como ya hemos mencionado, lo que puede verse y experimentarse en Islandia en cinco días depende en gran medida de la estación del año.

Qué hacer en cinco días en Islandia en verano

La cascada de Seljalandsfoss en el sur de Islandia cae desde un acantilado cubierto de musgo en los campos de flores silvestres en verano.

En el verano islandés, el sol no se pone nunca. Eso significa que dispones de muchas horas cada día para hacer turismo y participar en actividades. Los paquetes te permiten llenar esas horas con tanto como seas capaz de disfrutar, y son muy variados.

Este clásico paquete de cinco días en verano es un excelente ejemplo: incluye una excursión de dos días por el sur, con una visita a la laguna glaciar de Jökulsárlón, un tour por el Círculo Dorado, y una entrada a la Laguna Azul, además de todo el alojamiento y el transporte, y de una gran cantidad de actividades opcionales.

Estas actividades incluyen desde un trayecto en moto de nieve sobre la brillante superficie del glaciar Langjökull, hasta practicar snorkel en las cristalinas aguas de la grieta de Silfra, senderismo por un glaciar en el poderoso Sólheimajökull, o un paseo en barco entre inmensos icebergs.



Qué hacer en Islandia en 5 días

Si decides pasar dos días en el sur, no solo podrás disfrutar de las actividades que se ofrecen, sino que aprovecharás también al máximo tu tiempo entre las maravillas naturales. La Costa Sur alberga majestuosas cascadas, una de las cuales puedes rodear por completo; relucientes lenguas glaciares; una increíble geología en la costa; playas de arena negra; y, por supuesto, la propia laguna glaciar, a la que muchos denominan "la joya de la corona de Islandia".

Otro paquete de cinco días especialmente increíble, y que solo está disponible en verano, es uno que incluye un día en Groenlandia, vuelos incluidos. Esta propuesta te permite disfrutar no solo de los lugares icónicos del Círculo Dorado y de las mencionadas maravillas del Sur, sino también de la remota y como de otro mundo localidad de Kulusuk, un sitio al que llega muy poca gente.

Allí podrás ver inmensos icebergs navegando justo al lado de la costa, montañas escarpadas, profundos fiordos y grandes ballenas rompiendo la superficie de las inmaculadas aguas árticas.



La ruta turística del Círculo Dorado puede tomar medio día de tus cinco días en Islandia.

Y si aún quieres estar en la naturaleza, pero te gustaría tener más flexibilidad, en lugar de reservar los cinco días completos de una sola vez, puedes buscar excursiones de dos días. Este tour de dos días en bicicleta por la península de Snæfellsnes, por ejemplo, se puede reservar junto con este otro tour de dos días por la Costa Sur, lo que te deja un día libre para explorar Reikiavik o hacer una excursión para ver ballenas.

Las ventajas de ver la península de Snæfellsnes de este modo son muy grandes. Llamada a menudo "la Islandia en miniatura", Snæfellsnes alberga docenas de atracciones a lo largo de sus 90 kilómetros de extensión, en ambas orillas. La gama incluye desde playas donde podrás ver focas hasta cumbres con forma de pirámide, pasando por acantilados hexagonales de basalto, desfiladeros en laderas de montañas, enormes pilares de roca en el mar y glaciares mundialmente famosos. Poder ir viajando a tu ritmo por todas estas maravillas, respirando el aire fresco del mar, es una oportunidad fantástica.



En verano tienes también la oportunidad de hacer una excursión que no se parece en nada al típico viaje que la mayoría de la gente experimenta en Islandia. Los Fiordos del Oeste albergan la Reserva Natural de Hornstrandir, la parte más remota del país, accesible tan solo en esta época del año. La zona, un deshabitado desierto ártico, posee inigualables vistas al mar, espectaculares paisajes montañosos y una gran cantidad de flora y fauna.

Y si te sientes cautivado por semejante paisaje remoto en una tierra tan virgen, ¿por qué no dedicar dos días, o incluso tres, a explorarlo?

Las Tierras Altas son otra región deshabitada, y atraen a miles de visitantes cada verano, especialmente a los apasionados del senderismo. La mundialmente famosa Ruta Laugavegur une Landmannalaugar, un auténtico oasis en las tierras altas, con el valle boscoso de Þórsmörk, pasando por algunas de las zonas de naturaleza más desnudas y espectaculares del país. Puedes recorrerla en una excursión de senderismo de cuatro días.

Si deseas explorar una parte de las Tierras Altas más alejada aún de los lugares más frecuentados, puedes distanciarte de las multitudes dedicando tres días a hacer senderismo por la parte oriental del Parque Nacional de Vatnajökull. Recuerda que para ello tendrás que reservar un vuelo doméstico hasta la localidad de Egilsstaðir, pero en cinco días en Islandia, dispondrás de tiempo de sobra para hacerlo.



Landmannalaugar es un hermoso valle de aguas termales en las tierras altas islandesas

Cinco días en Islandia son también tiempo suficiente para llegar hasta el norte del país, especialmente en verano, cuando las carreteras están despejadas. Desde allí te puedes apuntar a muchas excursiones y disfrutar de una gran cantidad de actividades, sobre todo si tomas como base la ciudad de Akureyri.

La ruta turística más destacada aquí es la del Círculo de Diamante, que explora la increíble región del lago Mývatn, pasa por la cascada más poderosa de Europa, Dettifoss, y llega hasta uno de los mejores puertos del mundo para ver ballenas, Húsavík.

Una excursión para ver ballenas desde esta pintoresca localidad no podría ser más recomendable. Durante todo el verano pueden verse ballenas jorobadas prácticamente en todos los tours, además de una gran cantidad de otras criaturas, incluyendo, en ocasiones, ballenas azules y orcas.



La magnífica región de Myvatn del norte de Islandia.

Existen otras muchas actividades exclusivas de verano que puedes mirar cuando estés planeado tus cinco días en Islandia. Practicar rafting en un río, por ejemplo, es una aventura emocionante que podrás vivir en el oeste y en el norte, y la mayoría de estas excursiones resultan divertidas incluso para los principiantes. Entre los meses de mayo y octubre es posible asimismo descender hasta la vasta y colorida cámara de magma de un volcán, en una excursión que solo se lleva a cabo en Islandia

Los viajes a las Islas Vestman salen también solo en verano, lo que supone una magnífica razón para pasar un día o dos en este histórico archipiélago volcánico.

El verano es asimismo la temporada de reproducción de muchas aves marinas, entre las que destacan los frailecillos. Estos únicos y adorables animales cubren numerosas islas y acantilados durante esta estación, y pueden verse desde tierra firme al viajar a lugares como Dyrhólaey, en el sur, o Látrabjarg, en los Fiordos del Oeste. También pueden verse en las excursiones en barco desde Reikiavik, Akureyri y Húsavík.



Los frailecillos son un gran atractivo para las personas que vienen a Islandia en verano.

En el caso de que desees alquilar un coche, hay disponibles excelentes paquetes para conducir a tu aire, que te evitarán el estrés de tener que trazar un itinerario por ti mismo, proporcionándote, al mismo tiempo, una gran independencia.

Este ejemplo clásico te lleva hasta los lugares más importantes de la Costa Sur y del Círculo Dorado, e incluye un viaje a la Laguna Azul. Se trata de una propuesta similar a la del primer paquete mencionado más arriba, pero el hecho de que aquí eres tú quien está al volante, te permite pasar en cada sitio tanto tiempo como quieras, así como visitar, si lo deseas, otros destinos cercanos verdaderamente únicos.

Este otro tour es parecido, pero cambiando el tiempo en la Costa Sur por la península de Snæfellsnes y las atracciones culturales del oeste de Islandia. Y este viaje de cinco días a tu aire está especialmente diseñado para los amantes de los animales, ya que se centra en los frailecillos y las ballenas de las Islas Vestman, y en conocer a los amigables animales de granja a lo largo de la ruta del Círculo Dorado.



Qué hacer en cinco días en Islandia en invierno

En cinco días en Islandia dispondrás de tiempo suficiente para sumergirte en espectaculares paisajes nevados y participar en impresionantes actividades árticas. Las noches serán largas y lo llenarán todo, y los días, cortos pero acogedores. Aún así, comprobarás que tus vacaciones pueden estar repletas de aventura y de diversión.

Por supuesto, la mayoría de los que vienen a Islandia en invierno lo hacen buscando una cosa: la aurora boreal. Contemplar este fenómeno descender desde un dosel de estrellas en su espectro de intensos colores es una experiencia que se acerca a lo sagrado, y la oportunidad de vivirlo por uno mismo es algo que está en lo más alto de la lista de deseos de mucha gente.

Pasando cinco días en Islandia en invierno tendrás una oportunidad bastante decente de poder verla. La aurora boreal puede aparecer en cualquier momento si está oscuro y el cielo se encuentra despejado, entre los meses de septiembre y abril. No obstante, en esta parte del Atlántico no es del todo extraño que se produzcan tormentas de hasta cinco días, o que el cielo esté nublado durante una semana entera, por lo que estate preparado para la posibilidad de que no tengas suerte.



En invierno, muchas personas vienen a Islandia en busca de una sola cosa: la aurora boreal.

Si crees que tus vacaciones no estarán completas a menos que puedas ver una aurora boreal, te recomendamos que reserves un viaje más largo.



En cualquier caso, hay muchas maneras de hacer que las posibilidades de ver la aurora boreal sean mayores. Algunos optan por alquilar un coche y conducir hasta la naturaleza por sí mismos para intentar atraparla, usando los pronósticos de auroras boreales y de nubes de la página web islandesa de meteorología para planear la ruta.

Otros reservan paquetes que recorren todo el país, en los que se pasa mucho tiempo viajando, para no perderse nada del invierno. Este paquete de invierno de 5 días en familia, por ejemplo, incluye una gran cantidad de tiempo en la carretera para tratar de ver la aurora boreal. Proporciona asimismo oportunidades para la aventura, con opciones que incluyen, entre otras actividades, practicar snorkel, montar en moto de nieve, hacer senderismo por un glaciar y ver ballenas.



Tendrás oportunidades de ver la aurora boreal mientras viajas por las carreteras de Islandia por la noche en invierno.

La mayoría, no obstante, simplemente reservan una excursión para ver auroras boreales, con un guía que se siente cómodo conduciendo por carreteras invernales, que está bien informado sobre los mejores lugares para intentar contemplarlas, y que es consciente de las condiciones meteorológicas. Una gran ventaja de estos tours es que, si no has tenido ocasión de ver la aurora boreal, podrás intentarlo de nuevo la noche siguiente. Si tienes pensado apuntarte, por tanto, asegúrate de reservarlo para el principio de tus vacaciones.

Las excursiones para ver la aurora boreal salen desde muchas ciudades en todo el país, y pueden hacerse en autobús, en barco o en super jeep, dependiendo de si quieres que tu experiencia sea, respectivamente, asequible, única o aventurera.



La mayoría de los que vienen a Islandia sueñan con ver una increíble exhibición de la aurora boreal.

El segundo mayor atractivo para los visitantes de Islandia en invierno son las cristalinas cuevas de hielo que se abren bajo el glaciar Vatnajökull entre mediados de octubre y marzo (de hecho, muchos operadores no comienzan sus tours hasta noviembre). Estas increíbles formaciones permiten contemplar el mundo azul eléctrico del interior de un casquete helado tal y como se origina de manera natural. Son muy pocos los lugares del mundo en los que se forman estas cuevas, y menos aún de forma accesible, por lo que la oportunidad de entrar en una no es para pasarla por alto.

Desgraciadamente, no obstante, las cuevas de hielo pueden ser inconsistentes, especialmente después de una lluvia intensa. Aunque se hará todo lo posible para verlas, ten en cuenta que tu excursión podría ser cambiada de fecha, sustituida por otra actividad, o cancelada.

La mejor forma de ver las cuevas de hielo es con un tour de varios días en el que el guía disponga de algo de flexibilidad para organizar las excursiones. Hay varios tours que recorren la Costa Sur hasta la increíble laguna glaciar, y que incluyen visitas a cuevas de hielo. Pueden realizarse en dos días o en tres.



Las excursiones a las cuevas de hielo se encuentran entre las más populares de Islandia, así que reserve rápidamente.

Este paquete de vacaciones de cinco días es especialmente destacable, ya que dedica una gran cantidad de tiempo a la zona de Jökulsárlón, para que tengas las máximas oportunidades de visitar una cueva de hielo, al tiempo que te sumerge de lleno en la Costa Sur y en el Círculo Dorado. También se centra en buscar la aurora boreal, e incluye una entrada a la Laguna Azul.

Y si no quieres tener que preocuparte por posibles cancelaciones en las cuevas de hielo, hay muchas otras opciones con las que llenar tus cinco días de invierno en Islandia. Esta excursión única de 3 días en invierno a Landmannalaugar, por ejemplo, es una de las pocas maneras de disfrutar las majestuosas Tierras Altas, y además tendrás muchas posibilidades de ver la aurora boreal. Son muy pocos los que llegan a contemplar esta espectacular paraje natural bajo los colores del Ártico.

Las auroras arremolinándose sobre un paisaje montañoso en Islandia.

Otra actividad que puedes llevar a cabo, y que normalmente está limitada al verano, es el camping. Esta excursión nocturna te lleva por una ruta senderista que sube por el Monte Esjan, justo en las afueras de la capital, hasta una zona donde podrás acampar mientras buscas en el cielo las escurridizas luces de la aurora boreal. Puedes reservar esta actividad junto con un tour de dos días por Snæfellsnes, diseñado para aprovechar al máximo la península en invierno.

Montar en un trineo de perros, una opción menos conocida, es otra de las actividades que puedes realizar en invierno en Islandia, y este paquete de cuatro días te permite sumergirte a fondo en la experiencia. Con la maravillosa región de Mývatn, en el norte del país, como base, no solo tendrás la oportunidad de que adorables huskies te lleven a toda velocidad a través de paisajes nevados, sino que además podrás interactuar con ellos y dedicarles toda la atención que desees.

Este paquete incluye incluso una excursión adicional en super jeep.



La laguna glaciar Jökulsárlón es de fácil acceso si tienes cinco días en Islandia.

Por supuesto, si piensas alquilar un coche y conducir tú mismo, hay varias opciones de tours a tu aire que pueden ayudarte a planificar la mejor ruta, Ten en cuenta, no obstante, que las carreteras islandesas y las condiciones meteorológicas pueden ser bastante peligrosas em invierno, por lo que únicamente conductores preparados y con la suficiente confianza deberían plantearse alquilar un coche, y, en cualquier caso, siempre un vehículo todoterreno o 4x4.

Aquellos que no puedan esperar para sondear las profundidades de una cueva de hielo o para contemplar la magnífica laguna glaciar de Jökulsárlón, deberían echarle un vistazo a este tour de cinco días a tu aire, que cubre la Costa Sur y el Círculo Dorado. Se le pueden añadir, además, muchas de las actividades islandesas más clásicas.

Hay una opción más alternativa, que no incluye las cuevas de hielo pero te proporciona a cambio la oportunidad de ver el norte de Islandia en invierno, llevándote hasta la impactante región de Mývatn. Allí podrás contemplar interminables paisajes nevados, energía geotérmica hirviendo a través del hielo, inmensos lagos congelados y los lugares más populares del norte del país recubiertos de sus galas y colores invernales.



Uno de los sitios clásicos del norte en sus colores invernales.

Cinco días en Islandia proporcionan muchas más oportunidades para hacer turismo, vivir aventuras, conocer la cultura y relajarse que un puente. Mientras asumas que no podrás ver tanto como los que vienen para una semana o para más tiempo, podrás sumergirte de lleno en la naturaleza y la historia del país, y disfrutar de unas vacaciones inolvidables.