Puffins on Iceland's South Coast are common in July

¿Qué puedes hacer y ver en Islandia en el mes de julio? ¿Es cierto que el sol no se pone nunca? ¿Es posible ver aún auroras boreales? ¿Qué excursiones pueden realizarse, y qué lugares son accesibles? Sigue leyendo para enterarte de todo lo que necesitas saber sobre tus vacaciones de verano en Islandia durante el mes de julio.

En julio, Islandia se encuentra en su mejor momento. El verano está en todo su apogeo, los días no empezarán a ser más cortos hasta el final del mes, y prácticamente todas las carreteras están abiertas y pueden transitarse, al menos en un vehículo 4x4. Por todas estas razones, se trata de una época increíblemente popular para visitar el país.

The geyser Strokkur erupting in July.

Islandia ofrece un gran número de propuestas para los visitantes que llegan al principio del verano, incluyendo una extensa variedad de excursiones y tours para todos los gustos, y sin los problemas asociados a los meses invernales, como carreteras especialmente peligrosas, un clima terrible (aunque también impredecible) o excursiones canceladas debido a condiciones meteorológicas desfavorables.

Es una temporada magnífica para los amantes de las actividades al aire libre, ya que las Tierras Altas vuelven a estar accesibles, hay disponibles muchas rutas de senderismo de varios días, y es posible incluso hacer camping.

Landmannalaugar is open in summer for all.

Lo único que no podrás ver durante unas vacaciones en Islandia durante el mes de julio es la aurora boreal. Aunque las luces estarán ahí, bailando en el cielo, se necesita una oscuridad completa para poder contemplarlas, algo que, debido al sol de medianoche, no ocurre nunca en esta época del año.

No obstante, y gracias a la gran flexibilidad que permiten los días de luz ininterrumpida, tus días aquí van a estar tan repletos de aventura, relax y cultura, que no tendrás la sensación de haberte perdido nada cuando regreses a casa.

Qué hacer en Islandia en julio

Hiking the Highlands is just one thing to do in Iceland in July.

La lista de cosas que hacer en el mes de julio es realmente interminable. Puedes pasar semanas atravesando Islandia, visitando tantos lugares y realizando tantas actividades como te sea posible, y aun así habrá cosas que no te dará tiempo a hacer.

A la hora de planear unas vacaciones para este mes, por tanto, es importante priorizar aquello en lo que queramos enfocarnos. Algunos vienen con la idea de sumergirse en la naturaleza, otros buscan adrenalina, y otros quieren disfrutar, sobre todo, de la oferta cultural y de los festivales. Ciertamente, hay opciones para todos.

Camping en Islandia en julio

Durante el mes de julio, hacer camping en Islandia es una actividad increíblemente popular, tanto entre los visitantes como entre los propios islandeses. Los lugares de acampada están ya abiertos a lo largo y ancho del país, y llenos de gente que va buscando sol, naturaleza y un gran ambiente. Se trata asimismo de una buena opción si estás viajando por Islandia con un presupuesto más ajustado.



La mayoría de los lugares de acampada de Islandia están situados en ubicaciones increíbles, justo al lado de los destinos turísticos más importantes de la zona.

A campsite in Iceland's nature.Photo by Philip Gunkel

Acampar en Islandia es genial, pero es necesario seguir una serie de reglas muy estrictas. Hacerlo en propiedades privadas o en parques nacionales es ilegal y puede conllevar multas, y aunque está permitido acampar por una noche en terrenos sin cultivar, solo puede hacerse si no se deja nada de basura y no se enciende fuego.

En cualquier caso, si alquilas una autocaravana o un coche con tienda de campaña en el techo, esto último no es una opción. Deberás quedarte en un lugar especialmente designado para acampar. Puedes traer a Islandia todo tu equipo de acampada o, para ahorrar equipaje, alquilarlo una vez que estés aquí.



Senderismo en Islandia en julio

A standalone mountain surrounded by black sands in the Icelandic Highlands

Otra actividad perfecta durante los meses de verano en Islandia es hacer una ruta de senderismo. Algunos caminos están, por supuesto, abiertos todo el año, pero los más espectaculares solo son accesibles entre junio y septiembre.

Los senderistas más entusiastas disponen de una gran variedad de rutas de varios días donde elegir. La más popular y conocida es la de Laugavegur y Fimmvörðháls, el famoso camino que te llevará desde la espectacular región de Landmannalaugar, en las Tierras Altas, hasta Þórsmörk, el verde ‘Valle de Thor’.

Para recorrer este camino hacen falta, normalmente, entre cinco y seis días, pero es posible completar partes de la ruta en tres o cuatro jornadas. A lo largo del camino puedes alojarte en cabañas, y te irás encontrando con glaciares, volcanes, campos de lava, bosques, lagos, ríos, y mucho más.

Rhyolite mountains of Landmannalaugar.

Y para aquellos que estén deseando ver paisajes naturales increíbles, pero no quieran pasar la noche en ruta, hay también muchas opciones de un solo día. Por nombrar solo unas pocas, las que llevan a lugares como Landmannalaugar, Fimmvörðháls, Þórsmörk, Mývatn, el Monte Snæfell o Reykjadalur.



Actividades durante el Sol de Medianoche en Islandia en julio

Though the sun sets in July, it never gets dark.

Algo que en Islandia solo es posible durante los meses de junio y julio es hacer turismo bajo el Sol de Medianoche. Las interminables horas de luz de los meses de verano suponen una libertad total a la hora de elegir el momento de empezar o terminar la exploración de un destino, y te permiten igualmente aprovechar al máximo tus visitas a lo largo y ancho de todo el país.

Realizar excursiones después de los horarios normales te permitirá, además, evitar las aglomeraciones de gente en los lugares más populares, algo especialmente importante, considerando la gran cantidad de turistas que vienen en julio. Destinos como Geysir o Gullfoss pueden estar repletos a mediodía, pero a medianoche, si eliges esta excursión al Círculo Dorado, apenas te encontrarás un alma.

Dyrhólaey rock arch by night in summer.

Los apasionados de la fotografía que realmente quieran exprimir toda la belleza de estos días inacabables pueden echar un vistazo incluso a este taller de fotografía de 10 días en los increíbles paisajes nocturnos de este país.

Y, por supuesto, siempre puedes alquilar un coche y viajar de noche por Islandia tú mismo. Simplemente asegúrate de coordinar bien tus viajes nocturnos con las horas de entrada y salida en tus hoteles.



Excursiones a glaciares en Islandia en julio

Ice climbing may look daunting, but is excellent fun.Photo from Sólheimajökull Ice Climb and Glacier Hike

Es posible realizar excursiones por los increíbles glaciares de Islandia durante todo el año, pero en julio, cuando brilla el sol y el tiempo es más cálido, estas masas de hielo irradian belleza, recorrerlas es mucho más relajante y las vistas son más gratificantes.

Durante el mes de julio puedes practicar senderismo en prácticamente todos los glaciares de Islandia. Las excursiones más clásicas, como las que suben a Sólheimajökull, Vatnajökull y Skaftafellsjökull, están aún disponibles, y hay unas pocas que, de hecho, solo es posible hacerlas en los meses de verano.



Snowmobiling across Langjökull GlacierPhoto from Snowmobile Tour on a Glacier from Gullfoss Waterfall

Otra forma de disfrutar de los glaciares en el mes de julio es recorrelos en motonieve. Estas excursiones suelen recorrer el glaciar de Langjökull, saliendo de la Catarata Gullfoss o desde Reykjavík; en este último caso, y frecuentemente, en combinación con una excursión por el Círculo Dorado. En verano también es posible hacer una de estas excursiones en motonieve en Vatnajökull.

Por más que sea el mes de julio, cuando hagas cualquier excursión a un glaciar no olvides llevar siempre ropa de abrigo de reserva y botas de senderismo resistentes. También es buena idea usar gafas de sol, ya que la luz solar reflejada en el hielo puede llegar a ser bastante cegadora.



Esnórquel y buceo en Islandia en julio

Snorkelers in the crystal clear waters of Silfra fissurePhoto from Whale Watching and Snorkelling Excursion

Al igual que las excursiones a glaciares mencionadas anteriormente, las excursiones para practicar esnórquel y buceo también pueden realizarse a lo largo de todo el año. Las ventajas de llevarlas a cabo en julio, no obstante, son varias: ponerse y quitarse el equipo es mucho más cómodo, Silfra (el principal destino para este tipo de actividades) está decorada con maravillosas algas, y la luz del sol aumenta más aún la ya de por sí increíble visibilidad.

Quienes deseen participar en una excursión para practicar esnórquel o buceo deberán cumplir los siguientes requisitos:

 

Esnórquel en
traje seco

Esnórquel en
traje de neopreno

Buceo en
traje seco

Edad
mínima

161618

Edad
máxima

606060

Altura
mínima

145 cm150 cm150 cm

Peso
mínimo

45 kg50 kg45 kg

Experiencia
necesaria

Saber nadar

Saber nadar

Al menos 10 inmersiones
con traje seco registradas,
o poseer un certificado de
buceo en traje seco

 

The clarity of the water creates beautiful effects with the light.Photo from Into the Blue | Silfra Snorkelling Tour from Reykjavík

Las mujeres embarazadas no pueden realizar esta excursión. Y los mayores de 45 años que fumen en pipa o beban mucho alcohol, así como personas con problemas circulatorios, respiratorios o neurológicos, es posible que necesiten un permiso especial.

Tal y como puede verse en la tabla anterior, el esnórquel puede practicarse con traje de neopreno o con traje seco. El buceo, sin embargo, solo está permitido en traje seco. Esto se debe a que el agua se encuentra a una media de 2º centígrados, una temperatura para la que el equipamiento con traje de neopreno es suficiente en la práctica del esnórquel, pero que puede llegar a ser demasiado baja en inmersiones más profundas y durante prolongados periodos de tiempo.

Algae covers Silfra in summer.Photo from Diving Silfra Day Tour

La mayoría de las excursiones para practicar tanto esnórquel como buceo en el mes de julio se llevan a cabo en la grieta de Silfra, una maravillosa garganta de aguas cristalinas situada en el Parque Nacional de Þingvellir, donde la visibilidad supera los 100 metros.

Las excursiones de esnórquel pueden combinarse con tours como el del Círculo Dorado o el de las cuevas de lava.



Excursiones a caballo en Islandia en julio

Horse riding near Vestrahorn in south-east Iceland.

Las excursiones a caballo son una actividad popular durante todo el año, pero resultan mucho más fáciles de hacer en los meses de verano, como julio, cuando hay menos probabilidades de que tu jornada acabe pasada por agua debido al mal tiempo.

Podrás así centrar toda tu atención en el inteligente, curioso y amigable animal a lomos del cual estás viajando, y sumergirte en una de las experiencias islandesas más tradicionales, imaginando cómo se sentían los primeros pobladores de la isla en épocas pasadas.

Estas excursiones pueden llevarse a cabo por todo el país. Muchas comienzan en Reykjavík, mientras que otras parten desde lugares situados más al norte, como Húsavík. En los Fiordos Orientales hay, de hecho una excursión a caballo que solo puede realizarse en julio, y con la que podrás conocer muchos destinos maravillosos.

Al igual que ocurre con los tours mencionados más arriba, los paseos a caballo pueden integrase en otras excursiones, como el paquete combinado de un día que, partiendo desde Reykjavík, incluye también senderismo por un glaciar.



Cuevas de lava en Islandia en julio

Lofthellir in North Iceland may still have a little ice in July.Photo from Caving Tour to Lofthellir Cave with Flight from Reykjavik

 

Las excursiones en cuevas de lava son una excelente actividad para disfrutar en Islandia durante el mes de julio. La nieve que bloquea las entradas de muchas de estas cuevas en invierno ya se ha derretido, y, normalmente, también ha desaparecido ya el hielo del suelo que hace peligrosa la exploración.

Algunas de estas cuevas están atravesadas por pasarelas que hacen mucho más fácil su visita. Entre las más populares se encuentran las de Raufarhólshellir y Viðgelmir. Los aficionados a la espeleología más ambiciosos, no obstante, tal vez prefieran Leiðarendi, cuyo recorrido incluye tramos en los que es necesario trepar o arrastrarse.

Para aprovechar al máximo un día con excursión a una cueva de lava, puedes combinarlo con este recorrido por la costa sur de Islandia, que incluye senderismo por un glaciar y la opción de hacer una ruta en fatbike (bicicleta de ruedas gruesas, especial para arena o nieve). Y si lo que quieres es ver formaciones geológicas, este otro tour te enseñará más de las que puedes encontrar en un tubo de lava, al llevarte en volandas a través de los lugares más importantes de la península de Reykjanes.



Avistamiento de ballenas y frailecillos en Islandia en julio

An orca photographed off Snæfellsnes PeninsulaPhoto from 2 Day Snæfellsnes Tour | Whale Watching, Waterfalls, Lava Caving & Hot Springs

Si deseas contemplar las criaturas más increíbles de las profundidades, como las ballenas enanas, las ballenas jorobadas, o incluso cachalotes, rorcuales y hasta la poderosa ballena azul, entonces no hay mejor opción que Islandia en julio. En esta época del año, todas estas criaturas han regresado ya de sus criaderos de verano para alimentarse, y pueden encontrarse en numerosos lugares del país.

Lo mismo ocurre con los frailecillos de Islandia. Los últimos en llegar desde sus áreas de alimento lo hicieron en junio, y hasta el mes de agosto no comenzarán a irse los primeros, por lo que julio es el momento perfecto para verlos.



July is the perfect time to catch puffins in Iceland.

Es muy fácil apuntarse a las excursiones para ver ballenas que salen desde Reykjavík, y solo te quitarán unas pocas horas de tus vacaciones. En el mes de julio el tiempo es razonablemente bueno, lo que significa que los avistamientos son muy comunes. Son pocas las excursiones que acaban sin haber visto, al menos, frailecillos, algún grupo de delfines de hocico blanco o marsopas de puerto.

Y si haces una excursión para ver ballenas y no ves ningún cetáceo, puedes volver a hacerla, gratis, hasta que los veas.

Las mejores excursiones para ver ballenas, no solo en Islandia, sino probablemente en toda Europa, son las que salen de Húsavík, en el norte del país. Debido a la gran cantidad de alimento existente en la bahía de Skjálfandi, donde se llevan a cabo estos tours, es muy probable avistar numerosas ballenas jorobadas alimentándose, saltando o aleteando sobre la superficie.

A humpback whale off of Húsavík.Photo from Husavik Traditional Whale Watching

También se pueden realizar excursiones para ver ballenas desde la cercana localidad de Akureyri.

En verano es incluso posible ver ballenas desde la orilla, aunque no está garantizado. Los lugares donde es más común observarlas desde la costa se encuentran en los Fiordos Occidentales, los Fiordos Orientales y la península de Snæfellnes, especialmente en su parte norte, la que da a los bancos de arenques de Breiðafjorður, donde tendrás más probabilidades de ver orcas.

Avistar frailecillos desde tierra es mucho más fácil. Suelen congregarse cada año en zonas específicas del país, y es posible verlos por miles en lugares como Látrabjarg, en los Fiordos Occidentales; Dyrhólaey, en el sur; y la península de Tjörnes, en el norte.



Festivales en Islandia en julio

People party and celebrate year round in IcelandPhoto from Nightlife in Reykjavík

Durante los meses de verano, el país entero se llena de vida con festivales para todos los gustos y para todo tipo de gente, y julio no es una excepción. Hay multitud de eventos, la mayoría, fuera de Reykjavík.

En los Fiordos Occidentales, durante el primer fin de semana de julio, tiene lugar el Festival Rauðasandur. Celebrado en una preciosa playa de arenas rojas, bajo el Sol de Medianoche, este festival de música es una maravillosa combinación de naturaleza y cultura, y todas las ganancias se destinan a la protección y el desarrollo de la zona.

En la localidad de Skalholt, a lo largo de varios días entre el 8 de julio y el 6 de agosto, puedes asistir a los conciertos anuales de verano, que atraen cada año a cerca de 4.000 visitantes. Este festival es único, ya que, en lugar de centrarse en melodías más modernas y convencionales, está dedicado a la promoción de innovadora música religiosa y de música de los siglos XVII y XVIII.

Los amantes del rock y el metal no deberían perderse el cada vez más popular festival de Eistnaflug, entre el 11 y el 14 de julio. Los conciertos tienen lugar en Neskaupstaður, en el este de Islandia. También en la parte oriental del país, puedes asistir al concierto de Bræðslan, en Borgafjörður Eystri, que se celebra durante el último fin de semana de julio en una histórica factoría de pescado en desuso.

Seydisfjörður, también en el este Islandia, acoge asimismo un gran número de festivales. La Serie de Conciertos de Bláa Kirkjan tiene lugar en la pintoresca iglesia azul de la localidad, e incluye eventos a lo largo de todo julio y agosto, mucho más íntimos que otros festivales. El festival Lung-A, por su parte, es bastante más animado. Se trata de un evento artístico centrado en el talento de los jóvenes, cuyo objetivo es favorecer el espíritu comunitario.

The Blue Church, or Bláa Kirkjan, in SeydisfjörðurPhoto from Wikimedia, Creative Commons, photo by CGP Grey

En el último fin de semana de julio puedes desplazarte hasta la localidad occidental de Reykholt para asistir a los cuatro conciertos de su Festival de Música de Cámara. Uno de estos conciertos se lleva a cabo en colaboración con el Centro Snorrastofa, una institución dedicada al estudio del escritor, historiador y caudillo medieval Snorri Sturluson, lo que da al evento un distintivo tono histórico.

Finalmente, en Reykjavík puedes asistir al Festival Kexport, una fiesta en la calle que se celebra el sábado del tercer fin de semana de julio. Este auténtico maratón musical incluye una gran diversidad de géneros, y es muy popular, tanto entre los residentes en la capital como entre los visitantes.



Qué ver en Islandia en julio

The Highlands can be seen throughout July, unlike much of the rest of the year

Durante los brillantes días bajo el Sol de Medianoche podrás ver una enorme cantidad de lugares increíbles por todo el país.

Las rutas más clásicas, como el Círculo Dorado y la Costa Sur, resultan tan espectaculares como en otros momentos del año, o incluso mejores, ya que están abiertos recorridos como el que rodea Seljalandsfoss y desciende hasta Gullfoss. Las más celebradas, no obstante, son aquellas a las que normalmente es más difícil llegar.

Jökulsárlón, on the South Coast, is incredibly beautiful and worth visiting year-round.

Las carreteras del Este, por ejemplo, es muy posible que permanezcan cerradas durante el invierno, debido a la nieve, las inundaciones o las posibles avalanchas. Todo esto, sin embargo, es distinto en el mes de julio, cuando podrás serpentear a lo largo de los Fiordos Orientales y cruzar imponentes montañas sin ningún problema, especialmente si conduces un cuatro por cuatro. También deberías poder visitar maravillosos y pintorescos lugares, como los pueblos de Borgafjörður Eystri y Bakkafjörður.

Las opciones en el Norte son también mucho mayores. El lago Mývatn puede ser explorado durante todo el año, pero algunos lugares como el cráter de Víti o los espectaculares campos de lava de Krafla, son inaccesibles en invierno a causa de la nieve. En julio, sin embargo, es posible visitarlos. Las aguas del lago, además, están llenas de aves, lo que lo convierte en un gran destino para los aficionados a la observación de pájaros.

Far more turf houses can be seen in North Iceland in summer months.

Otros destinos septentrionales a los que es difícil llegar durante los meses de invierno se vuelven igualmente accesibles. Las carreteras que rodean la península de Vatnsnes, un lugar popular para avistar focas, son, por ejemplo, mucho más fáciles de recorrer.



En invierno es bastante difícil viajar por los Fiordos Occidentales. Los habitantes de los pueblos más pequeños se ven obligados frecuentemente a utilizar el barco para poder conectar con el mundo exterior. En verano, sin embargo, la inmensa mayoría de estos sitios son fácilmente accesibles por carretera, incluyendo las icónicas cataratas Dynjandi. En julio es posible llegar incluso hasta la Reserva Natural de Hornstrandir, la apenas poblada y más remota parte del país.

Dynjandi is one of Iceland's most spectacular waterfalls

Capítulo aparte requieren los mencionados acantilados de aves de Látrabjarg. Además de que en julio es fácil llegar, en este mes están llenos de vida, con cientos de miles de ejemplares de docenas de especies. La principal atracción aquí en esta época del año es poder acercarse a apenas un palmo de distancia de los intrépidos y adorables frailecillos que están anidando.

La península de Snæfellsnes resulta asimismo mucho más fácil de recorrer por carretera en verano. La nieve se ha retirado ya de los pasos de montaña, y ello te permitirá desplazarte sin dificultad entre destinos como el Monte Kirkjufell en la parte norte y la playa de Ytri Tunga en el sur, sin tener que rodear todo el cabo.

Mount Kirkjufell, on the Snæfellsnes Peninsula

Los últimos destinos turísticos que resultan especialmente increíbles durante el mes de julio son los ubicados en las Tierras Altas. Aunque accesibles solo en vehículos cuatro por cuatro, rutas como las de Kjölur o Sprengisandur están abiertas, y ofrecen la oportunidad de conocer el poco visitado interior de este maravilloso país.

Lugares como la renombrada región de Landmannalaugar o la menos conocida, pero tremendamente inspiradora, zona de Hveravellir, están abiertos y esperando ser admirados por los viajeros. En ambos sitios podrás realizar excursiones a pie hasta preciosos destinos, bañarte en magníficas aguas termales, o acampar.



Aspectos a tener en cuenta sobre Islandia en julio

Buðir, before Snæfellsjökull glacier.

Antes de viajar a Islandia en el mes de julio, es aconsejable ser consciente de lo que puede uno encontrarse en el país. En general, no se trata de una época difícil, y el clima es más que aceptable, pero hay una serie de aspectos que es necesario tener en cuenta.

Horas de sol en Islandia en julio

Lo primero que hay que saber es que el sol no brilla constantemente durante todo el mes de julio. El equinoccio de verano ocurre el 21 de junio, de modo que, al final del mes, el sol se pone durante unas horas. El 1 de julio el sol está oculto desde las 23:56 hasta las 03:06 (aunque sigue habiendo mucha luz en el cielo), mientras que el 31 de julio se pone a las 22.33 y sale a las 04:31. No obstante, incluso en esos días, el cielo no está lo suficientemente oscuro como para poder ver la aurora boreal sin un equipo profesional.



The glacier lagoon, basked in summer light.

El clima en Islandia en julio

En julio, la temperatura media en la capital, Reykjavík, es de apenas 12° centígrados (54° Fahrenheit), pero desde el principio del milenio se han llegado a registrar máximas de hasta 25,7° centígrados (78° Fahrenheit) y mínimas de 3,5° centígrados (38° Fahrenheit).

Aunque lo normal es que el tiempo sea cálido y soleado, también puede haber días nublados, y con lluvia o viento. A pesar de que julio es el tercer mes más seco del año, el nivel medio de precipitaciones es de 50 mm, por lo que es recomendable llevar ropa impermeable. En cuanto a la nieve, es poco probable, pero se aconseja ir preparado si se va a viajar a ciertas partes de las Tierras Altas y de los Fiordos Occidentales.

Even in July, the roads conditions could be challenging.

 

La página web de la Oficina Meteorológica Islandesa informa acerca del estado del tiempo en todo el país y en cualquier momento, y es esencial consultarla antes de salir, especialmente si vas a viajar en coche por tu cuenta.

Por otra parte, aunque la mayoría de las carreteras están abiertas al tráfico, algunas pueden cerrarse debido a nevadas fuera de temporada o a inundaciones. La página web de la Administración de Carreteras y Costas proporciona información sobre el estado de las carreteras en Islandia durante las 24 horas.



Viajar por las Tierras Altas de Islandia en julio

Si piensas viajar a las Tierras Altas para hacer senderismo y acampar, deberías registrar tu plan de viaje, sea cual sea tu nivel de experiencia. De este modo, si te ausentas más tiempo de lo previsto, podrán tomarse medidas para localizarte y comprobar que estás bien.

Sugerencias de itinerarios para Islandia en julio

Those with enough time could include the Westfjords in their July itinerary

Ahora que ya sabes todo lo necesario sobre qué hacer y qué ver, y sobre cómo es Islandia en el mes de julio, ha llegado el momento de planificar unas vacaciones que te permitan aprovechar al máximo tu tiempo aquí.

Tu plan de viaje para Islandia en julio depende por completo de cuáles sean tus intereses. Muchos desean rodear todo el país, algunos conduciendo su propio coche, y ajustando el itinerario a sus propias necesidades, y otros como pasajeros en excursiones organizadas, evitando la presión de tener que planificar, y asegurándose asimismo seguridad en la carretera. Otros, sin embargo, prefieren quedarse en Reykjavík y visitar desde la capital todos los lugares que desean, en excursiones de ida y vuelta en un día.

Itinerarios conduciendo tú mismo en Islandia en julio

Seljalandsfoss waterfall, in the light of the midnight sun

Empecemos por echar un vistazo a las excursiones a tu aire en coche. Aunque siempre puedes alquilar un vehículo, elegir qué actividades quieres hacer, planear una ruta y reservar alojamiento por ti mismo, normalmente es mucho más sencillo y más recomendable contratar un paquete de excursión en coche a tu aire.

De este modo, mantendrás la libertad de viajar a los sitios que desees, pero sin preocuparte de la organización. Un itinerario detallado te ayudará a encontrar los mejores destinos cada día.

El tiempo mínimo recomendado para recorrer en verano la carretera de circunvalación conocida como carretera del anillo (ring-road), es de entre seis y siete días, una opción a la que están adaptadas las excursiones a tu aire en coche más cortas. Estos paquetes te permitirán visitar el país de cabo a rabo y, aunque requieren conducir durante largos trayectos cada día, te llevarán hasta la mayoría de los lugares que merece la pena visitar. También es posible añadir actividades en cada jornada, como hacer senderismo en glaciares, avistar ballenas o realizar una excursión en barco en Jökulsárlón.

Self drive tours will take you to places most don't get to visit, such as this feature, Mount Lómagnúpur

Quienes dispongan de algo más de tiempo para pasar en Islandia, no obstante, podrán llegar hasta más sitios. Esta excursión de diez días, por ejemplo, introduce asimismo a los viajeros en la península de Snæfellsnes, mientras que estos viajes de trece y catorce días te permitirán visitar tanto la península como los Fiordos Occidentales.

Si deseas conducir a tu aire, pero no tienes tiempo suficiente para dar toda la vuelta al país, puedes optar por una propuesta ajustada al lugar donde quieras ir. En cinco días, puedes disfrutar en profundidad de los diferentes destinos en el Círculo Dorado y la Costa Sur, incluyendo algo de tiempo en la Reserva Natural de Skaftafell y en la laguna glaciar de Jökulsárlón. Y, también en cinco días, es posible explorar los muchos lugares interesantes de la parte occidental, Snæfellsnes entre ellos.

Lóndrangar on the Snæfellsnes Peninsula.

Si tienes un presupuesto más ajustado, o simplemente te encanta estar en contacto con la naturaleza, puedes apuntarte asimismo a un viaje a tu aire en coche alrededor de Islandia en el que acamparás en cada destino. Hay opciones desde ocho hasta catorce días, dependiendo, una vez más, de lo que desees ver y experimentar.

También dispones de excursiones de acampada a tu aire en coche más cortas, en las que puedes visitar el Círculo Dorado, la Costa Sur y Jökulsárlón en cinco días, o el Círculo Dorado y varios glaciares en cuatro.

Paquetes guiados en Islandia en julio

Puffins on the Dyrhólaey rock arch.

 

Los paquetes guiados resultan atractivos para aquellas personas que desean evitar el estrés asociado con la carretera. Al igual que ocurre con los paquetes en los que conduces tú mismo, cuanto más larga sea la opción que elijas, más lugares podrás visitar, y con menos prisa.

Ninguna de estas opciones te llevará hasta los Fiordos Occidentales ni te permitirá recorrer por completo la carretera del anillo, pero con este paquete de doce días podrás dar la vuelta al país y visitar la península de Snæfellsnes. Y hay, en cualquier caso, otras posibilidades de hacer la ruta de la carretera del anillo en menos tiempo, como ésta, que la recorre en seis días llenos de acción, o esta otra, que la recorre en siete.

Una oportunidad muy interesante que está disponible en el mes de julio es la opción de reservar un paquete a Islandia pasando un día completo en Groenlandia, con el vuelo incluido. Estos paquetes pueden ser de un total de cinco, seis, siete u ocho días.

Otras opciones para Islandia en julio

Mount Vestrahorn, in Iceland's south-east.

En cualquier caso, si lo que deseas es permanecer en Reykjavík, y hacer excursiones guiadas a voluntad, siempre puedes planificar tu propio itinerario, de acuerdo con tus intereses. La siguiente agenda son solo algunas sugerencias, basadas en un viaje a Islandia de siete días. Puedes personalizarlas como quieras.

El primer día, cuando llegues al aeropuerto de Keflavík, toma el Flybus hasta la Laguna Azul. Después de darte un baño en sus maravillosas aguas, y de aplicarte una vigorizante máscara facial de silicio, toma el autobús hasta Reykjavík y acomódate en tu hotel. Para completar la jornada, ve al Puerto Viejo por la tarde para avistar ballenas bajo el Sol de Medianoche.

Hraunfossar waterfall in West Iceland.

En tu segundo día, recorre el casi esencial itinerario turístico del Círculo Dorado. Pero como no querrás perderte ninguna aventura, combínalo con una excursión a una cueva de lava. Continúa tu aventura en el tercer día con un tour a la Costa Sur que incluye una ruta a pie por un glaciar, en el glaciar de Sólheimajökull.

El cuarto día lo puedes dedicar a recargar las pilas en Reykjavík, disfrutando de la ciudad bajo el sol, y familiarizándote con sus restaurantes, sus tiendas, sus museos, sus galerías de arte y sus bares. Y si aún te queda energía, puedes tomar dos autobuses hasta el Monte Esjan, y hacer una agradable y razonablemente sencilla ruta a pie hasta la cumbre.

A rainbow over Reykjavík.

En el quinto día haz una excursión a la península de Snæfellsnes y pasa todo un largo día lleno de acción explorando sus muchos lugares interesantes. En tu penúltimo día en Islandia, opta por visitar más glaciares y por hacer una excursión en motonieve en Langjökull.

La séptima jornada es el día en el que te irás de Islandia, pero no sin hacer antes una excursión matinal a Hveragerði, donde podrás hacer senderismo por el valle de Reykjadalur y darte un baño en los manantiales naturales de aguas termales. Regresa luego a Keflavík para completar tus vacaciones de inmersión en Islandia.